Honda Civic Type R: nacido para ser salvaje

ruy_barbosa_130913_02(Mira las pruebas del Honda Civic Type R en Nurburgring, Alemania)

El Honda Civic Type R que pilota Ruy Barbosa en la categoría R3 de RallyMobil, cuenta con un furioso motor K20, históricamente utilizado en varias categorías de rally. El Type R del Movistar Motorola Honda Racing logra desarrollar hasta 225 caballos, tal y como lo hace el Honda Integra: “El K20 es el mismo motor que tenía el Civic SI del 2011 y su desempeño es posible gracias al juego de pistones, bielas, cigüeñal y eje de leva especialmente preparados para competición. Para el R3 que me estoy preparando yo, lo más óptimo, sería traer el kit Mugen y la caja de cambios secuencial que JAS Motorsport desarrolla para estos autos”, señala Carlos Muñoz, jefe y piloto del equipo Movistar Motorola Honda Raicng.

 

“Además el K20 es un motor desarrollado por Honda, que dicen, es la base de los motores de la F1. El 1.6 turbo que están haciendo en la marca podría alcanzar hasta 330 HP. Es la primera vez que Honda desarrolla un motor turbo y aparentemente es muy, pero muy potente”, aclaró Muñoz. En ese sentido, cabe recordar que Carlos Muñoz está comenzando a fabricarse su propio R3: “La base del auto es la misma que el auto de Ruy, y además de la caja de cambios y el kit que mencioné, quiero incorporar los Frenos Brembos y Suspensión Reiger. Yo calculo que estaré cerca de dos años desarrollando mi auto, pero por mientras quiero hacer las gestiones para poder correr como invitado en la R3 hasta que tenga el auto 100% homologado para pelear el campeonato”, señaló Muñoz.

Pese a que Muñoz define el Type R como un “excelente auto”, la gran complicación, como piloto y jefe de equipo es que “como este auto no llega al mercado chileno se hace muy difícil hacerle una buena mantención o reemplazar piezas como parabrisas y parachoques; elementos básicos que uno no encuentra acá. Que no estén acá dificulta todo”.

Si bien muchos portales del mundo motor señalan que el nuevo Type R, incorporaría un motor de 2.0 litros con 280 caballos, Muñoz advierte que “es difícil que eso ocurra, porque dejaría de utilizarse el modelo en muchas categorías. Hay que equipararse con los turbo 1.6 que ya tienen suficiente potencia”,