0

El piloto de Semameris llega con la primera opción de título a Casablanca en la lucha fratricida con Emilio Cuevas, pero reconoce que el piso de la carrera podría jugarle una mala pasada.

Pucón fue una carrera especial para Semameris y sobre todo para Jaime Luttecke. El piloto ganó la fecha para la categoría N3 Light y recuperó el primer lugar de la general, superando a su compañero Emilio Cuevas, quien sufrió muchos problemas mecánicos en la competencia. Además, el desempeño de ambos les aseguró a la escudería de las semillas quedarse con el 1-2 de la serie a nivel de corredores.

“Siempre nos ha ido bien en Pucón. Íbamos con toda la confianza de que haríamos una buena campaña, aunque nos dio mucha lata lo que le pasó a Emilio. Nunca se nos pasó por la mente estos problemas”, afirmó Luttecke, quien ahora aventaja por 15 puntos a su coequipo de cara a Casablanca, donde se desatará una pelea fratricida entre ambos por el título.

Y de inmediato Luttecke descarta que haya alguna orden de equipo para privilegiar a uno y tampoco lo ha conversado directamente con Cuevas. “Hablamos de esto a principios de año y nada más. Tenemos un compromiso de dar todo y no especular con lugares y eso no se moverá. Ni siquiera es tema para nosotros. Cada uno saldrá a pelear por lo suyo”, aseguró Luttecke.

Además de buscar la gloria individual, la meta es ahora mayor a nivel colectivo. Semameris está en un expectante tercer lugar en el campeonato de equipos. “Ya tenemos el primer objetivo listo que era el 1-2 y ahora queremos mantener el tercer puesto o mejorarlo. Queremos regalarle al equipo y a los auspiciadores el podio en el campeonato de marcas”, explicó Luttecke.

Para llegar ahí, primero hay que pasar por Casablanca y Luttecke se sincera de cara a la carrera. “No me acomoda mucho el piso de la carrera. No veo fácil la competencia, así que tengo que revisar bien qué cambios haremos y armar una buena hoja de ruta. Lo que sí sé es que será una bonita carrera… a menos que llueva”, comentó.

¿Y el futuro? Luttecke ya tiene claro que su siguiente paso será la N3, independiente del resultado. El que no lo tiene definido aún es Semameris, quien tiene dos planes para 2013, siendo el más ambicioso la expansión de la escudería a otra categoría con un auto más, aunque eso dependerá de los recursos que se inyecten para la próxima temporada.