0

El piloto yumbelino confirmó que el próximo año estará en uno de los Renault Clio que trae la organización para la nueva categoría.

Era una suerte de “secreto a voces”. El productor general del RallyMobil, Felipe Horta, lo había dicho en variadas ocasiones, pero faltaba que los pilotos se pronunciaran. Y fue el tricampeón de la N2, Jorge Riquelme, el primero en anunciarlo. El yumbelino será piloto de la nueva categoría R3 para la temporada 2013.

“Ya hablé con la organización y sí, voy a la R3 el próximo año. Ya está confirmado”, aseguró Riquelme, que está corriendo en esta recta final en el Volvo C30 del equipo DMas Competición, pero que estará en la nueva serie con sus colores de siempre, el Jojopa Duoc UC. “Presenté mi proyecto, mis auspiciadores me la aceptaron, acordamos con la organización y estoy muy feliz de ser el primer piloto en confirmar que estaré en la R3”, comentó.

Las negociaciones estaban muy cerca, pero Riquelme no quería dar nada por seguro porque restaban un par de detalles. “Faltaba el apoyo de Mobil y definir la forma de pago del auto porque estaba pidiendo un plazo, pero ya fue aprobado”, explicó el piloto, quien se adelanta a nombres como Ramón Ibarra y Tomás Etcheverry, quienes, aunque la organización los da como listos, ellos aún no ratifican.

Ante el mismo tema y las posibles dudas de los demás corredores, Riquelme planteó sus razones para dar el salto: “La R3 es una gran oportunidad para crecer como piloto, porque no cualquiera puede correr en esta categoría. Además, con un auto de clase mundial se pueden abrir más puertas con auspicios y tratar de ir a correr afuera”. Asimismo, a nivel de costos no varía tanto, como lo dijo el piloto.

¿Es un riesgo pasar a una categoría nueva? “Para mí será un riesgo correr en la R3, la N4 o la N3. Es el mismo riesgo de correr contra Ruy Barbosa, Ramón Ibarra, Jorge Martínez o los hermanos Rosselot, pero creo que la R3 será muy competitiva por los pilotos que dicen que están listos”.

Así, Riquelme ya trabaja pensando en llegar de gran forma a la R3, la que, a juicio del piloto, puede ser una plataforma para algo más grande. “Queremos correr afuera. Con la opción que me dan mis auspicios y mi familia, creo que se podría lograr ir a una fecha del mundial y medirse contra los grandes internacionalmente”, explicó el campeón 2012 de la N2, quien además propone una idea a futuro: “Con la R3 armada, me gustaría que la organización pudiera poner un par de pilotos para correr en el mundial de Argentina”.