0

Es de Punta Arenas, tiene 43 años y es un navegante con mucha experiencia a nivel regional en el sur, pero además logró ser subcampeón del RallyMobil (2016, N3) e intervino ocasionalmente en el Campeonato Argentino. Posee varias facetas, ya que durante ocho años fue bombero, pero desde hace largo rato ejerce también el rol de periodista especializado en el deporte motor (Patagonia Racing).

“Lo mío es un estilo de vida. Si hasta nací cerca de la pista que hay en mi ciudad. El automovilismo es mi pasión, mi trabajo y algo que, de una u otra forma, me decido al ciento por ciento. Llevo más de dos décadas trabajando en las carreras, incluyendo 13 temporadas con un programa de televisión específico. Algunas veces corrí yo mismo a nivel local y varias más fui navegante. Me parece un aspecto importante vivir las competencias desde adentro y después poder comunicarlas por un medio, pues así uno toma real conciencia de lo que se vive en un coche y de las alegrías desbordantes o frustraciones que genera esta actividad”.

Oyarzo fue subcampeón de la clase Pro2000 en Tierra del Fuego (Argentina) como copiloto de Jacob Masle, durante un año en que resultara campeón Daniel Preto. En 2007 consiguió el primer lugar en el Rally Bandera a Cuadros de Punta Arenas en lo concerniente a la categoría 1.300 cc con un Lada Samara junto a Christobal Masle, repitiendo podio en las fechas argentinas en Tolhuin y Río Grande. En 2008 fue navegante de Renzo Vojnovic en la clase 1.600 cc con un Volkswagen Senda sobre el cual se impusieron en San Gregorio antes de ser segundos en Karukinka, pero junto a Jacob, y ya con una cupé Renault Mégane de 2-litros de cilindrada. Con él, a partir de 2009 fue vencedor en esa división en San Gregorio y Punta Arenas y segundo en Río Grande, halagos casi idénticos a los obtenidos en 2011, siempre con el Toyota Corolla, además de Torres del Paine.

Luego, en 2012, se pasaron a un rendidor Honda Civic, mientras que en 2013 Juan Pablo también acompañó a pilotos como Orlov Dübrok, Andrés Tamm, Javier Soto, Adrián Riestra y Pedro Aguilar en eventos regionales y nacionales, como los de RallyMobil en Coyhaique y Osorno, manteniéndose muy activo de uno y otro lado de la Cordillera hasta 2015.

Desde entonces, hace cuatro años se impuso con Diego Aguilar, Pucón, Concepción y Rancagua para ser subcampeones nacionales de SuperPrime, matizando con algunas fechas del Rally Argentino.

“Copec RallyMobil ha hecho un trabajo muy importante para acercar a la gente a sus eventos. Desde hace 20 años, la proyección alcanzada ha sido tan fuete con sus promotores que se llegó a un hecho histórico como el rally mundial en Biobío en 2019. En cierta forma, Avosur ha ido por un camino parecido. Siempre es positivo encontrar parques de asistencia apropiados, largar desde la plaza principal de cada pueblo y recorrer sitios variados. Todavía falta integrar más a estudiantes de mecánica, formar a más navegantes locales para que un día lleguemos a contar con profesionales célebres de la butaca derecha, como por ejemplo Jorge Del Buono o Martín Christie, a quienes tengo el gusto de conocer”.

Luego de un fuerte accidente en 2017 durante el Gran Premio de la Hermandad, una prueba muy cara a los sentimientos de los lugareños, Juan Pablo se mantuvo estable con Jacob Masle.

“Es la competencia más afamada de nuestra zona. De sus muchos aspectos que la hacen única, se corre a fronteras abiertas entre ambos países. Surgió en 1974, inspirada por los mandatarios de Río Grande y Puerto Porvenir, con la colaboración del Club Croata de nuestro lado. Jamás dejó de hacerse y apenas sufrió una modificación en su recorrido hace 41 años. Grandes nombres han pasado por su lista de anotados y hasta existe un trofeo especial, conocido como la Copa Challenger, concedida a quien venza tres ediciones consecutivas en su clase o cinco en forma alternada, como son los ejemplo de Jorge Recalde, Daniel y Moreno Preto, Jorge Finocchio, Pablo Capkovic, Gastón Bronzovich o Luis Marchisio. Son dos pruebas especiales de 420 kilómetros cada una, a promedios que son muy altos y a menudo hay que contener. Como en antaño, se larga en una ciudad y se termina en otra. Gran parte del año, Adelfa y Patagonia Rally Club en Chile y Apitur en Argentina se abocan a su desarrollo. Para tomar dimensión de lo que representa entre los fueguinos, un niño pequeño en edad escolar al que se le pregunta qué quiere ser cuando adulto, puede responder bombero, médico, policía o arquitecto, pero seguramente responderá también piloto del GPH”.