0

Elfyn Evans se convirtió hoy en el primer piloto británico en ganar el Rally de Suecia. En una competencia que presentó un clima inusualmente cálido para disputarse en pleno invierno europeo y con cantidades de nieve históricamente bajas que motivaron que algunos tramos se disputen íntegramente -asemejándose más al Rally de Finlandia- el galés y su navegante Scott Martin llevaron el Toyota Yaris WRC al triunfo en su segunda aparición a bordo de este vehículo después de un largo período en M-Sport Ford.

Fue un evento por demás corto con los cambios sufridos en el recorrido debido a las condiciones climáticas reinantes, lo que no le impidió a Evans dominar la prueba de principio a fin y alcanzar su segundo gran logro en el Campeonato del Mundo (primero para el copiloto) en 133 fechas que ha largado.

El piloto del equipo dirigido por Tommi Mäkinen largó con más de 17s de ventaja y llegó a la meta con 12.7s a su favor con respecto a un revitalizado Ott Tänak, quien llegó a este compromiso con el cuerpo todavía dolorido de su fuerte golpe en Montecarlo y con menos kilómetros rodados sobre su nueva montura, el Hyundai i20.

Sorpresa para muchos, Kalle Rovanperä volvió al ataque de su compañero Sébastien Ogier, que ayer lo había despojado del tercer puesto, y recuperó ese peldaño en el podio. Con apenas 19 años y en su segunda partida en la división mayor, el finés puso en evidencia su garra y su talento, transformándose en el volante más joven que alguna vez finalizó entre los tres primeros de una clasificación general al cabo de un lluvioso Power Stage.

Detrás de Ogier llegó Esapekka Lappi con el mejor Ford Fiesta, conteniendo bien al i20 del ganador de la apertura de temporada, Thierry Neuville. Aunque el belga ahora empata como líder del certamen con Elfyn Evans, quien nunca antes se había encontrado en esa privilegiada situación durante su campaña internacional.

Craig Breen volvió a las huestes de la escuadra que capitanea Andrea Adamo para ser séptimo, por encima de Teemu Suninen (Ford), Takamoto Katsuta (Toyota) y el vencedor de WRC 3, Jari Huttunen.

No hubo grandes cambios en WRC 2, donde Mads Østberg obtuvo su segundo triunfo consecutivo con un Citroën C3 R5 junto a Torstein Eriksen, seguido como durante todo el evento por el Hyundai de su coterráneo Ole-Christian Veiby. Pontus Tidemand (Škoda) fue tercero y Adrien Fourmaux cuarto, haciendo que haya cuatro marcas distintas en igual cantidad de lugares.

No solamente Huttunen (i20) fue el más efectivo en WRC3, sino que llegó entre los diez primeros absolutos y superó a sus colegas de WRC 2. Mantuvo una interesante puja con su compatriota Emil Lindholm (Fabia), que se definió a su favor tras marcar el segundo registro más rápido en el tramo de Linkenäs esta mañana.

Oliver Solberg parecía convertirse en un juvenil tercero. Sin embargo, el desastre ocurrió cuando una rueda trasera pinchada le hizo perder casi dos minutos y caer a la quinta plaza, dejándole un sitio en el podio al Volkswagen Polo GTI de Johan Kristoffersson.

Tom Kristensson fue imbatible en su país entre los participantes de la categoría Junior. Ni un pinchazo ayer lo privó de festejar frente a su público con el Fiesta R2 y concluir 37.8s antes que Mārtiņš Sesks.

Sesks peleaba con Lauri Joona hasta que al finlandés se le pinchó un neumático faltando poco para terminar el rally, problema por el cual cayó de tercero a noveno y que aprovechó Ken Torn para ser tercero. Representando a Sudamérica, Fabrizio Zaldívar y Fernando Mussano alcanzaron una sexta posición importante, habiendo trepado allí desde el viernes, cuando eran octavos.

La categoría inicia su visita al continente americano en México del 12 al 15 de marzo.