La ansiedad: el peor enemigo de cualquier debutante

Kubica

La ansiedad por debutar en categorías de clase mundial es parte de la adrenalina que siente cualquier piloto a la hora de subirse por primera vez a un auto. Matias Pilasi, en su debut en la R3 en Coyhaique, en una mezcla entre velocidad, ansiedad y ganas por mostrar sus habilidades a bordo del Citroen DS3 R3 volcó estrepitosamente, quedando instantáneamente fuera de competencia. Situación que lo llevó a sacrificar varias fechas de RallyMobil por no tener su auto al 100%

Ahora bien, la ansiedad por pilotar de buena forma un nuevo coche puede jugarle una mala pasada hasta al m√°s experimentado de los conductores. El ex piloto de F√≥rmula 1, Robert Kubica, volc√≥ en su debut en el WRC en Monte Carlo cuando iba 3¬į en la carrera durante la primera jornada en su Ford Fiesta. Pese a haber debutado en 2013 en el WRC en Portugal y obtener el t√≠tulo de la WRC2 a bordo de su Citroen, Kubica pec√≥ de confiado al inicio de la competencia y perdi√≥ el control hasta volcar y quedar fuera de su primera carrera en la categor√≠a m√°xima del World Rally Championship. Debutar en la m√°xima categor√≠a de una especialidad, qui√©ralo o no es un toque fuerte de ansiedad para cualquier piloto. Independiente de la¬† experiencia, hay que saber manejar las emociones para poder estar en punta y pelear el campeonato.

El Polaco de 29 a√Īos, est√° con la motivaci√≥n a tope luego de tener que partir desde cero tras el fuerte accidente que lo dej√≥ fuera de la F√≥rmula 1 en 2011. Pese a correr durante 6 a√Īos el mundial de la F1 , Kubica se reconoce un apasionado del Rally y es por esto, que tras apabullar rivales en 2013 en el WRC2, salt√≥ a la m√°xima categor√≠a para demostrar que su talento y experiencia pueden pelear para ser campe√≥n; una l√°stima eso s√≠ que el inicio de la temporada haya dicho lo contrario. No obstante a bordo de su Ford Fiesta RS WRC de M-Sport, el piloto oriundo de la ciudad de Krakrow, puede dar la pelea a Ogier y sus escoltas en lo que resta de temporada.

No todo es malo para Kubica

El ex Sauber logró su primer triunfo al volante de su nuevo Ford Fiesta RRC al ganar el Jannerrally austríaco el pasado 5 de enero, primera prueba puntuable para el Campeonato de Rally europeo.

Kubica gan√≥ en Freistadt al superar en el √ļltimo tramo al checo Vaclav Pech (Mini John Cooper Works 2000), que acab√≥ segundo a 19.9 segundos, pese a afrontar la especial de cierre con casi 12 segundos de margen.

En el tramo final, con mucho barro acumulado, el polaco optó por una combinación de neumáticos con clavos y de invierno que resultó más efectivo que las ruedas lisas elegidas por Pech. El podio lo completó el austríaco Raimund Baumschlager (Skoda Fabia S2000), tercero a 1 minuto y 38 segundos.