0

Cuando al Rally de Suecia le falta poco para terminar, la versión recortada de la clásica carrera escandinava viene dejando muchos temas interesantes para el análisis.

A falta de la cantidad de nieve de antaño, en lo deportivo sí el panorama se ha presentado muy interesante. Ratificando que no en vano mostraban las garras ya en Montecarlo el mes pasado, ambos debutando al volante del Yaris WRC de Toyota, Elfyn Evans y Kalle Rovanperä han causado sensación nuevamente.

El galés empezó la primera etapa (ayer) ganando dos de los cuatro tramos previstos y resultó segundos en los restantes, convirtiéndose en el líder general. Durante los tres especiales de hoy, cuyo itinerario se llevó a cabo mayoritariamente en Noruega, Evans y Scott Martin lograron duplicar a 17.2s la diferencia que ostentaba sobre su perseguidor más inmediato, Ott Tänak, quien viene gozando de una buena competencia sobre el mejor Hyundai i20.

A falta de una sola prueba clasificatoria prevista para una tercera etapa que debe ser la más corta en la historia de la categoría, el dúo británico se halla a un paso de tomarse revancha de lo sucedido en la apertura del ciclo deportivo 2020.

El otro destacado es Rovanperä. Con solo 18 años, el joven finlandés sorprendió antes de la largada misma al ser el más rápido en el Shakedown, pero también lo hizo con su velocidad al cabo de estas dos jornadas, situándose tercero antes de ser superado por su experimentado compañero Sèbastien Ogier en esta segunda etapa. Lo que es más, llegó a ubicarse segundo antes de que se le detuviera por un instante el motor de su Yaris en la tarde de ayer.

Craig Breen también demostró estar a la altura de las circunstancias convocado por Hyundai Motorsport a último momento. El irlandés fue cuarto en el Shakedown y se mantiene regular en la séptima plaza absoluta

Jari-Matti Latvala abandonó tempranamente tras sufrir un recurrente problema con el acelerador electrónico, que paraba el impulsor del Toyota una y otra vez. El equipo reconoció la falta y compensará al nórdico con otra fecha, que podría ser México.

En WRC 2, Mads Østberg fue incrementando su ritmo para asegurar la punta con el Citroën C3 R5. El noruego contuvo a un arremetedor Ole-Christian Veiby (Hyundai i20), que podría haber pasado al frente de no ser por un pinchazo.

Hay cuatro marcas diferentes en igual cantidad posiciones, ya que Pontus Tidemand marcha tercero con un Škoda Fabia Evo y Rhys Yates cuarto con un Ford Fiesta Mk. II.

Nada más 3.4s separan a Jari Huttunen (i20) de Emil Lindolhm (Fabia) en WRC 3, donde Oliver Solberg estrena un coche checo con el que es hasta ahora un remarcable tercer puesto que antes ocupaba el campeón mundial de Rallycross Johan Kristoffersson (Volkswagen), sobrepasado por la presión de otra de la juveniles figuras que propone este torneo.

Tom Kristensson manda en la clase Junior luego de una correcta elección de neumáticos para su Ford Fiesta R2. Recuperándose de un retraso provocado por una goma pinchada, igualmente el local precede con comodidad a Mārtiņš Sesks, segundo a 41.8s. El letón deja tercero a Lauri Joona después de una intensa batalla. El paraguayo Fabrizio Zaldívar avanzó una colocación, siendo ahora séptimo.

Debido a los cambios en las condiciones meteorológicas y para proteger las pistas para el Power Stage que cierra la programación, el itinerario de mañana obviará el sector conocido como Likenäs 1 (21,19 km), efectuando una sola pasado por ese lugar antes de la llegada a Torsby.