0

El Gran Premio de Pucón suponía la batalla estrecha de pilotos habituales por ocupar la primera ubicación en el ranking de la N3. Sin embargo, Diego Aguilar viajó desde Porvenir para dar cátedra e imponerse en la categoría de entrada al RallyMobil.

El panorama de la N3 previo a la disputa de la quinta fecha del campeonato, en Pucón, era estar a la expectativa de la actuación de aquellos pilotos con opciones de heredar el primer lugar de la categoría. Recordemos que tras las dos primeras fechas, Jorge Riquelme figuró como puntero exclusivo, tras lo cual anunció su retiro del campeonato.

De ahí en adelante, tuvieron que pasar tres fechas para que Mauricio Pérez se consolidara como el puntero absoluto de la N3. Esto a pesar de haber librado una lucha constante con Osvaldo Stuardo, Juan Carlos Rosas, Andrés Urrutia y Diego Aguilar.

El Gran Premio de Pucón fue tan exigente que el binomio Pérez – Bascur no logró terminar la etapa dominical, abandonando en el prime 12, el último de la carrera. Sin embargo, lo obtenido en la jornada de día sábado le alcanzó para hoy ser el puntero de la serie. Ocho valiosos puntos que le permiten sacar distancia de Roberto Lucero y Fernando Baile, dos de los pilotos llamados a figurar y que no acumularon puntos en Pucón.

Pero quien tuvo una destacada participación fue Diego Aguilar. El piloto oriundo de Porvenir supo liderar la categoría y ganar de manera aplastante ambas etapas, quedándose con la quinta fecha del campeonato en su categoría. Además, el binomio Aguilar – Oyarzo supo quedarse con cinco de los once primes disputados, mientras que en los que no pudieron ganar, ocuparon el segundo o tercer lugar, dando pequeñas ventajas que siempre fueron acortadas.

Su debut en el RallyMobil ya le permite estar en la octava posición del ranking general y soñar con un ascenso en su ubicación. Sin embargo, esto depende de su participación en las restantes fechas del campeonato. El piloto declaró que está a la espera del apoyo necesario para formar parte de las fechas en Rancagua, Concepción y el Motorshow de Santiago. Sin duda, que el triunfo en Pucón ayudará a que haya interesados en confiar en su desempeño y, de esta forma, volver a contar con su presencia en alguna otra fecha de la temporada.

Uno que también destacó en la carrera en la zona lacustre de nuestro país fue Osvaldo Stuardo. El piloto oriundo de la región de la Araucanía obtuvo la segunda ubicación en su reencuentro con la disciplina, esta vez acompañado de su hermano Rodrigo. La dupla logró ser protagonista al igual que el piloto local, Pedro Devaud, que mientras estuvo en carrera, fue mejor que varios pilotos experimentados de la categoría. Una actuación a destacar si consideramos que, junto a Paulina Nasser, era su segunda actuación juntos y la tercera para el piloto en rally.

El resto de los pilotos no lograron tener una buena actuación. Tal es el caso de Fernando Baile, que saltó a la ruta el día sábado con la expectativa de destacar entre los exponentes de la categoría, pero que a poco andar presentaba problemas con su auto. Precisamente, en el kilómetro tres del primer prime de carrera, Baile reportaba su abandono a raíz de un problema en su caja de cambios.

En el cuarto prime, el mismo en el que abandonó Baile y que se repitió en la tarde del sábado, la complejidad del camino hacía que Roberto Lucero quedara fuera de competencia. El piloto con los colores del equipo Valtor sufría un volcamiento, haciendo difícil su regreso a la competencia el día domingo.

De esta manera, con la ventaja obtenida por Mauricio Pérez, la lucha sigue vigente en la N3. Un tropiezo del piloto sureño podría facilitar el ascenso en el ranking de alguno de los pilotos que acechan la primera ubicación de la categoría. Lucero, Baile y Monzón son los que tienen la primera opción de arrebatar la punta del ranking a un Pérez que buscará dejar atrás los inconvenientes de Pucón y perpetuarse en la primera ubicación de la N3.