0

Vicente Israel, piloto del Monster Procircuit Rally Team es uno de los cuatro candidatos a quedarse con el título nacional de la categoría R3, al cual también aspiran su primo Samuel Israel, Emilio Rosselot y Ramón Ibarra. El Gran Premio de Pichilemu será vital para los cuatro aspirantes a la corona de campeón y uno de ellos es Vicente, quien aguarda muy optimista este trascendental evento.

“Mis aspiraciones son grandes y las posibilidades están latentes porque la diferencia con mi primo Samuel es de seis puntos y con Emilio Rosselot es menor al aventajarme por solo tres. Algo que es factible de reducir este fin de semana”. 

¿Habrá alguna estrategia?

“Lo hemos conversado en el equipo y esto será preocuparnos de la actuación de cada uno. Todo dependerá de nosotros mismos, de los resultados que consigamos y la vía para lograr el título, que es mi gran meta, será ganar”.

¿Habrá campeón este fin de semana?

“Lo más probable que todo se defina en el Motorshow, aunque nada se puede adelantar, porque pueden suceder muchas cosas durante la competencia. Habrá que esperar”.

¿Qué expectativas tienes para el Gran Premio de Pichilemu?

“Me gustan bastante los caminos Pichilemu, por su piso y porque mayoritariamente los caminos son más anchos que en las competencia anteriores. Esto permite arriesgar un poco más, ya que en los caminos estrechos cualquier error te puede complicar y con consecuencias de marginarse o romper el auto”.

¿Has entrenado previamente?

“Solamente un poco en Francia donde estuve probando los nuevos Citroën C3 R5 en la cual participaremos el próximo año y ya tenemos programado para este miércoles una prueba, que será fundamentalmente para ver el estado de los autos y “soltar” las manos con un recorrido no más allá de 30 o unos pocos kilómetros más”.

¿Crece el equipo para el 2019?

“Tenemos proyectado participar Benjamín, Samuel y yo en la clase R5 con el Citroën C3 y el caso de mi hermana Fernanda se formaría un equipo satélite para que ella participe en el Skoda R2, en el cual intervino Samuel hace un par de temporadas”.

¡Nos vemos en la ruta!