0

Tras la postergación en los títulos de las categorías N3 Light y N4 Light, la última fecha del RallyMobil frente a La Moneda se vuelve trascendental para dilucidar las coronas. Aquí, una pequeña guía.

Se esperaba que en Casablanca alguna categoría de las que resta sin campeón tuviera ya decidido el suyo, pero no eso no pasó. Con distintos matices, el valle central permitió cerrar la lucha a niveles tales que el más mínimo error podría hacer la diferencia entre un título heroico de una dramática derrota. ¿Cómo llegan la N3 Light y la N4 Light?

N3 Light: Luttecke tiene ventaja

Antes de Casablanca había 16 puntos de diferencia entre los pilotos de Semameris Jaime Luttecke y Emilio Cuevas. A ninguno le fue bien en la Súper Especial nocturna (no puntuaron) ni tampoco en la etapa de sábado (abandonaron ambos). Así, la presión la tenía Cuevas dado el colchón de ventaja que poseía su coequipo y el osornino en su Mitsubishi Lancer respondió. Ganó la etapa de domingo y acortó la distancia a seis, un número que se ve cerca, pero que aún da primera opción a Luttecke.

Para el Motorshow, Cuevas (112 puntos) está obligado a ganar en la N3 Light si quiere meter real presión al líder y compañero y esperar que éste no puntúe o saque no más de tres unidades. En cambio, Luttecke (118 puntos) necesita sólo terminar dentro de los cuatro primeros para ganar la categoría. ¿Y si empatan? Una opción complicada, pero factible que se decanta a favor de… Emilio Cuevas, quien posee más fechas ganadas que Luttecke. Cuevas ganó este año en Curicó, Rancagua y Concepción, mientras que Luttecke se llevó Osorno y Pucón.

N4 Light: Empate en todo

Para la carrera por la Viña Matetic, Tomás Etcheverry tenía una ventaja de cinco puntos sobre Ramón Torres, ventaja que podría ser clave si el piloto líder de la N4 Light hasta ahí cumplía una buena carrera. Pero el andino salió con todo. Tanto así que en una etapa igualó las cosas. Es que el corredor de Empresas Inca ganó el Superprime nocturno y aprovechó que su rival no sacó unidades para acercarse a dos y luego borrarlos tras ganar la etapa 1. El domingo, las cosas fueron parejas, porque Etcheverry ganó la epata 2, pero Ramón Torres se llevó la general de la serie, por lo que todo finalizó igualado.

En el Motorshow, Etcheverry y Torres no deberán dar paso a la especulación. La categoría para debutantes en autos con turbo y tracción integral se la lleva el que simplemente gane o termine mejor que el rival. Así de simple. Ahora, cabe la opción de un empate (sólo si ambos se retiran), por lo que hay que ver los criterios de desempate. El primero es el número de las fechas ganadas. Y en ese ítem ambos también siguen igualados: Torres ganó en Osorno, Concepción y Casablanca; Etcheverry, en Curicó, La Serena y Pucón (la otra fecha la ganó Eduardo Valdés).

Entonces, hay que ver el segundo criterio, mayor número de segundos lugares. Ahí sí hay un desempate y es a favor de… Ramón Torres. El andino fue subcampeón en Rancagua y Pucón, mientras que Etcheverry lo fue sólo en la reciente Casablanca.

Además de la N4 Light, Etcheverry y Torres están igualados en el segundo lugar de la N4, aunque hay un tercero que se puede meter en la pelea: Cristóbal Vidaurre. Si éste gana el Motorshow y los dos aludidos no puntúan, el piloto de DMas Competición será el subcampeón por más fechas ganadas tras un triple empate a 89 puntos.