Las razones del WRC para suspender la fecha en China

Argumentando razones climatológicas, la organización del World Rally Championship ha resuelto suspender la fecha en China. Las consecuencias de un temporal en los caminos y la imposibilidad de repararlos hacen que este anhelado desembarco deba suspenderse, reduciendo a 13 los episodios del campeonato mundial.

Tras la fecha en Alemania, el calendario del World Rally Championship (WRC) contemplaba que la décima fecha del calendario tuviera lugar en China. Una fecha inédita, puesto que era la primera vez que la competencia se internaba en el país asiático, suponiendo un gran desafío para las tripulaciones participantes y también para los directivos de la prueba. La manifiesta intención de contagiar la pasión del rally a una nación poderosa y tan ajena a este tipo de competencias, era el principal motivo para llevar una fecha del WRC a estas latitudes.

Pero a menos de un mes de que se llevara a cabo la carrera, la organización del campeonato recibió una solicitud formal para cancelar la fecha en territorio asiático. El principal motivo es las irreparables consecuencias en los caminos que contemplaba la carrera, a propósito de los intensos días de temporal, lluvias e inundaciones que azotaron al norte de China a fines del mes pasado. Este escenario también provocó la muerte y desaparición de alrededor de 200 personas.

Autoridades del país asiático no pudieron garantizar que los caminos lograran estar en buen estado para el momento de la competencia, lo que lleva a la organización a acoger la solicitud de suspensión propuesta por la Federación de deportes automovilísticos y motocicletas de China (CAMF) y los organizadores del evento. De esta manera, se reduce a 13 fechas el calendario de este año.

Si bien la intención de los organizadores con la fecha en China era extender las fronteras del WRC y llegar a Asia, cuando se develó que el calendario contemplaba esta parada tan lejos de Europa, los equipos manifestaron incomodidad con la medida, puesto que todos los presupuestos debían ajustarse. Además, los esfuerzos en logística debían ser mayores ya que prácticamente la totalidad de los equipos tienen su sede en Europa. Cruzar dos océanos era un esfuerzo mayor que no fue bien recibido por los participantes de la competencia.

La suspensión parece ser coyuntural, pero podría traer más de alguna evaluación por las reacciones que provocó la medida entre quienes son actores principales de la competencia. De hecho, no ha habido voces que lamenten la suspensión de la fecha. Reconsiderar el hecho de competir en China en las próximas temporadas podría además abrir la puerta a nuevas sedes que estén más insertas en el circuito habitual del campeonato.

De esta manera, sin desconocer los antecedentes climatológicos que afectaron los caminos, dejándolos inutilizables para una competencia como el rally, los fanáticos verán cómo el calendario 2016 del WRC tendrá una fecha menos. La incógnita queda en el aire y habrá que esperar si el próximo año los organizadores del campeonato mundial vuelven a agendar a China como una de las paradas de la versión 2017 del World Rally Championship.