Latvala consigue el triunfo en Finlandía

09f346a7496dbd1e5b0f6a706700cac0

Dominando la mayor parte de las cuatro jornadas de competición del Neste Oil Rally, el piloto de Volkswagen, suma la primera victoria para un local en los últimos cuatro años en en el Campeonato del Mundo.

Jari-Matti Latvala supo mantener la calma para alzarse con el Rally de Finlandia. Fue la primera victoria para un piloto de ese país en los últimos cuatro años en el Campeonato del Mundo.

Latvala ha dominado la mayor parte de las cuatro jornadas de competición del Neste Oil Rally de Finlandia, pero ayer por la tarde tuvo un problema de frenos que le hizo perder gran parte de su ventaja. Sin embargo, el piloto de Volkswagen pudo mantener su liderato por 3.6 segundos por delante de su compañero Sébastien Ogier.

El piloto de la escudería alemana, consciente de la falta de victorias de finlandeses en esta prueba en un país donde los rallys son el deporte nacional, ha dicho que estaba muy motivado para defenderse de los ataques de Ogier con el apoyo de sus seguidores. Nada más cruzar la línea de meta en el tramo final de Ruuhimäki ha recibido el abrazo de su padre.

“Ha sido muy difícil ganar”, ha dicho“Tenía una sensación fantástica pilotando, pero cuando ayer tuve los problemas de frenos me dejó en una posición complicada. Estuve muy cerca de perder la victoria, pero me defendí. Hoy estaba nervioso, pero he sabido mantenerme concentrado”.

Latvala ganó 13 de las 19 primeras especiales, construyendo una ventaja como líder de 31 segundos durante las tres primeras jornadas, pero rompió la pinza de freno delantera derecha de su Polo R WRC en un impacto con un gran hoyo. Ogier, que ya había concedido la victoria anteriormente, aprovechó su oportunidad y redujo el margen a menos de cuatro segundos.

Pero una vez reparado el coche del finlandés para la jornada de hoy, Ogier tuvo que conformarse con la segunda posición. El francés sumó el máximo de puntos al ganar el Power Stage y cuenta en estos momentos con 44 puntos de ventaja sobre Latvala en la lucha por el título a falta de cinco pruebas.

Kris Meeke firmó, quizá, el mejor rally de su carrera deportiva al alzarse con la tercera posición a los mandos de su Citroën DS3, sumando así su tercer podio de la temporada.

“Un podio en el rally más grande de todos es especial. Pero todavía no estamos cerca de alcanzar la perfección. Jari-Matti ha demostrado todo el fin de semana cómo pilotar a la perfección un coche de rallys en estos tramos. Hasta que llegue aquí y trate de ganar este rally algún día tendremos que seguir intentando alcanzar la perfección”, ha dicho el piloto norirlandés.

Andreas Mikkelsen se mantiene tercero en el campeonato después de termina cuarto con otro Polo R WRC, aunque a más de un minuto de distancia de Meeke. Mikko Hirvonen finalizó quinto al volante de su Fiesta RS WRC, después de un fin de semana frustrante para el ex ganador en Finlandia.

Problemas en la dirección asistida durante la última jornada privaron de conseguir la sexta posición al piloto neozelandés Hayden Paddon, que cayó por detrás de su compañero Juho Hänninen, recuperado de un vuelco en la segunda etapa, y de Elfyn Evans. Henning Solberg y Karl Kruuda completaron la clasificación.

Craig Breen protagonizó el principal abandono de la última jornada. Un fuerte aterrizaje después de un gran salto en la primera pasada por Ruuhimäki le causó graves dolores de espalda que le abocaron al abandono.

Kruuda consiguió la victoria de la categoría WRC 2, mientras que el finlandés Teemu Suninen, que recibió un premio para poder correr en Finlandia, se llevó los honores en la categoría WRC 3. Martin Koci ganó en el JWRC.