0

La presencia de Claudia Fuentes en las fechas del campeonato Copec RallyMobil™ es habitual desde hace cierto tiempo. Y es que, además de haberse calzado el casco algunas temporadas atrás para tomar parte de algunas carreras, Claudia es una de las personas que trabajan en la gestión del área VIP y el centro de Hospitalidad VIP de la categoría.

Es hija de Juan Carlos Fuentes, piloto de la Fórmula 3 Chilena a fines de los años 1980 y hasta mediados de los 1990. Ella también quiso seguir los pasos de su padre en el automovilismo. Para más, siendo hermana de dos varones que practicaban Karting, pedía entrenarse a toda velocidad siempre que fuera posible hasta que empezó a competir de manera efectiva entre 1999 y 2004 en esa disciplina.

“A los nueve años ya me sentaron en un kart porque yo era muy inquieta y en casa ya no sabían que hacer conmigo y mis hermanos. Me llevaron a probar y no me bajaron más”, recuerda Claudia.  

Llegó luego la hora de participar en la Fórmula 3 nacional, convirtiéndose en 2005 en la participante más joven en correr en ella, a los 17 años y 10 meses. En esa época, rodó por los circuitos de Las Vizcachas, Temuco, La Serena, Quilpué y San Antonio. “En esa época, mi padre volvió a correr, así que a mí me tocó hacerlo contra él, que siempre me apoyó. Él me enseñó que el automovilismo demanda una disciplina en ciertos aspectos que después se hace útil para aplicar en la vida cotidiana”.

Después de estudiar Ingeniería Comercial, en 2012 experimentó la sensación de competir en el certamen Copec RallyMobil™, empezando en Concepción al volante de una cupé Honda Civic N3 Light del equipo Tamarugal XC. Al momento de aquellas esporádicas incursiones que Fuentes recuerda con entusiasmo, reconoce que la aconsejaron especialmente Javier Campillay, Carlo de Gavardo y el navegante argentino Claudio Ocampo.

Hasta la fecha, se entretiene acompañando a su padre en eventos del Club de Autos Sport Vitacura sobre un BMW 2002 clásico que adquirieron, a la vez que se desempeñó en el Centro de Manejo Avanzado con Alejandro Schmauk (h). “Esa etapa fue como un sueño de la juventud. Yo había sido contratada por Horta Producciones para un evento de Jeep y entonces Alejandro me sumó a su personal, por lo cual nos contrataban desde marcas pequeñas hasta Ferrari o Porsche, por lo cual me sentía como pez en el agua. Una vez, hasta nos acompañó en una jornada un campeón mundial como José María López, todo un privilegio. Estudiaba, tenía ese empleo maravilloso y cobraba un sueldo. No podía pedir mucho más”.

Junto a Colomba Horta, Claudia ha estado vinculada últimamente a la organización de la serie nacional de Rally, específicamente en lo relacionado al centro de Hospitalidad. Esa tarea incluyó arduas jornadas el año pasado en ocasión de la primera edición mundial del Copec Rally Chile. “Esa fue una experiencia fascinante. Eran días largos e intensos, con mucho que hacer, pero lo disfruté enormemente. Fue emocionante llegar bien preparadas a la ceremonia de largada, que fue histórica y memorable para los chilenos que tenemos que ver con el deporte motor. Estuvimos con las figuras consagradas de la categoría y la verdad es que ellos reconocieron nuestro recibimiento y nosotros nos sentimos halagadas por sus buenos comentarios”.