0

Tras quedar fuera del Motorshow para el equipo Nextel, la dupla trabaja en los próximos movimientos para estar frente a La Moneda y en la temporada 2013.

Casablanca fue una triste despedida para Eduardo y Luz María Aguirre. Tras una buena campaña con el equipo Nextel, los hermanos abandonaron por un accidente en la primera especial del sábado, dejando la carrera y la temporada 2012 junto a la escudería de Eliseo Salazar. “Habíamos ganado el Súper Prime con harta ventaja y salimos fuerte el sábado. Me equivoqué en una curva, la agarré mal y nos fuimos contra un árbol”, comentó el piloto Eduardo Aguirre.

Así, la dupla finalizó su año a una fecha de terminar la campaña, debido a que Nextel no los incluyó como los pilotos que representarán al team en el Motorshow, Pedro Devaud y Maurizio Bustos. Por eso, Aguirre sale a aclarar que todo esto se conversó antes de Casablanca. “Eliseo nos explicó que se privilegió a dos pilotos de asfalto para buscar posicionar al equipo arriba en el Motorshow y ellos tienen ventaja por sobre los que corremos en tierra. Yo le entiendo su posición”, aseguró Aguirre.

Ni siquiera la chance de finalizar el año dentro de los tres primeros de la categoría N2 los ayudó en su idea de llegar a La Moneda junto a la escudería. “Es que como fue antes de la carrera, no teníamos la certeza de que íbamos a ganar en Casablanca”, dijo Aguirre. Al final, esa chance se diluyó contra el árbol en la curva del sábado, pero lo que no se diluye es la esperanza de estar en el Motorshow. “Estamos viendo si vamos como particulares con el Hyundai Accent que tenemos a la venta o si nos unimos por esta fecha a un equipo. Pero queremos estar ahí”, afirmó.

Además, los hermanos ya trabajan en preparar el 2013. Opciones tienen varias, pero deben cerrar los casos pendientes. “Lo primero es ver qué pasará con Nextel. Antes del Motorshow hablaremos con Eliseo para ver qué opciones tenemos de seguir juntos o no, porque su política de tener pilotos jóvenes nos puede jugar en contra. No me siento con el puesto seguro”, sentenció el piloto, quien además agregó que “tenemos plan B, C y hasta D si no resulta lo de Nextel”.

“Tenemos que conversar con nuestros auspiciadores de toda la vida en caso que lo de Nextel no sale para ver si podemos ir de forma particular”, indicó Aguirre, quien añadió que si el Accent  se vende “podríamos pasar a la N3 con esos recursos y ver más opciones”, las que están analizando con otros equipos. Por lo pronto, la prioridad la sigue teniendo Nextel.