0

El Citroën DS3 Max de la categoría R3 con el cual se consagraran campeones Emilio Rosselot y Tomás Cañete pasará a manos de Tadeo Rosselot, mientras que el segundo de los vehículos de la marca del doble chevron que posee la escuadra será el que conduzca Gerardo en su continuidad dentro de la división en la que debutara hace poco tiempo.

Entretanto, el Renault Clio de última generación -también R3- parecía tener un destinatario, al menos esporádico, en caso de haberse concretado en tiempo y forma el Rally de Coyhaique, teniendo en cuenta que un piloto local tenía prácticamente cerrado un acuerdo con la escuadra para subirse a él en la primera fecha del calendario, para lo que deberá esperar que esto se concrete.

Aunque la primera información sobre Luis Ignacio Rosselot aludía a tomarse un año sabático en el certamen COPEC Rally Mobil, ahora circulan versiones que indican que el experimentado piloto de Viña del Mar podría mantenerse en ritmo tripulando ocasionalmente el Clio de tracción simple.