0

LUIS_IGNACIO_ROSSELOT_210713_05
El piloto viñamarino se adjudicó la clasificación general y se mantiene como sólido líder de su categoría.

El viñamarino simplemente anduvo en un ritmo demoledor este fin de semana en la Región de O’Higgins. Si bien Ramón Torres tuvo algunas fallas mecánicas y Alejandro García-Huidobro  terminó fuera del camino el día sábado, Rosselot se las arregló para mantener al margen a un inspirado Eduardo Valdés.

El día domingo la estrategia fue no aflojar, pues el mismo Valdés seguía al acecho y Ramón Torres prometía salir con todo a descontar el tiempo perdido. Así fue como el desarrollo de la competencia tuvo a estos tres  pilotos en la disputa por la punta, aunque con Luis Ignacio con una estrategia de carrera de ir veloz, pero no arriesgar en demasía. La diferencia que había conseguido el sábado era suficiente como para no tener sobresaltos.

Al final del día Ramón Torres lograba remontar de manera impresionante el tiempo perdido la jornada de día sábado ubicándose en el segundo lugar de la serie, mientras que Luis Ignacio mantuve el temple hasta el término de la competencia para asegurarse el primer lugar de la N4. Con este resultado Luis Ignacio se mantiene en el primer lugar de la clasificación general, claro que escoltado por el mismo Torres, ambos dando un paso más allá, y alejándose del compacto grupo con posibilidades de luchar por el título de la serie.

“Estoy muy conforme con el resultado de hoy, porque logramos mantener un buen ritmo de carrera sin ir demasiado al límite para no arriesgar la carrera. Hicimos una excelente estrategia y tuvimos un auto en perfectas condiciones. Ambas cosas hicieron que nos mantengamos en la punta de la tabla de la categoría”, afirmó Rosselot.