0

El representante del equipo viñamarino habló con entusiasmo de lo que vivirá a partir de marzo con la llegada de su Mitsubishi para la serie R5. Incluso, Rosselot adelantó que Tomas Weng -dueño de MPart- viajará a Chile para supervisar la puesta a punto del Mirage.

Con cinco entrenamientos en el cuerpo durante las últimas semanas, Luis Ignacio Rosselot se alista para vivir mañana jueves otra jornada de prácticas en tracción integral. El hexa campeón del RallyMobil quiere llegar afinado a su reestreno en Los Ángeles y, por lo mismo, ensaya tanto en el EVO X como en la camioneta L200 de rally off road. “La idea es llegar con la máxima confianza a la primera fecha”, señala.

LUIS_IGNACIO_ROSSELOT-CONCE_16_105

Para 2018, Rosselot volverá a ser navegado por el argentino Marcelo Brizio, con quien logró los títulos de 2010, 2013 y 2016, todos en tracción integral. De todos modos, el binomio está consciente de que el Mirage R5 puede que no esté a la altura de los demás autos de la categoría, pero para Rosselot eso no será excusa, sino que, por el contrario, advierte que trabajarán a toda máquina para lograr un equilibrio. “Tenemos claro que hay una merma, pero la vamos revertir tal como hicimos cuando trajimos el EVO X. La idea nuestra era volver a correr con Mitsubishi, que es la marca que nos apoyado por 20 años, y eso es lo que estamos haciendo”, subrayó.

Con los tiempos justos, pero con el ánimo a tope

Los plazos no parecen los óptimos, ya que la máquina desarrollada en Suecia por MPart tiene fecha de arribo al país para el 19 de marzo, apenas cuatro días antes del Gran Premio de Los Ángeles. Al respecto, Luis Ignacio Rosselot sostiene que, como equipo, harán lo humanamente posible para estar con el Mirage en el Biobío. “Hemos adelantado algunos trámites, como el pago de los impuestos. El plan es retirarlo de inmediato una vez que esté en el puerto y hemos hablado con la Federación para que nos dé la opción de inscribirlo hasta último minuto”. Igualmente, el representante del team Rosselot señala que “el auto viene 100% para largar e, incluso, Tomas Weng -dueño de MPart- y un ingeniero del equipo escandinavo estarán en Chile para poner a punto el auto y hacerlo competitivo”, añadió.

sweden05

El entusiasmo del seis veces campeón del RallyMobil se explica, en buena parte, por el hecho de que la R5 contará con un importante parque de autos y pilotos. “Sinceramente espero que seamos nueve pilotos (contando a Jorge Martínez). Tenemos un grupo privado de WhatsApp al que le puse “Los a fondo”, porque en la categoría no habrá ninguno que no sea rápido. Esto va a ser extremadamente entretenido y, por el mismo motivo, tengo muchas ganas de que mi auto llegue”.

EMILIO_ROSSELOT_141115_04

Por último, el segundo del clan Rosselot tuvo palabras para los fanáticos de la estructura, quienes fecha a fecha demuestran su apoyo al equipo fundador del RallyMobil. “Me gustaría agradecerles y decirles que este año el team Rosselot viene con muchas sorpresas y muy renovado en infraestructura”, expresó. Asimismo, Luis Ignacio le puso tarea a sus hermanos: “como es sabido, este es el año que entra Tadeo. Vamos a hacer lo imposible para que progrese rápido. Emilio, por su parte, tiene que ganar la R3. Vamos a abarcar en todas las áreas”, concluyó un Luis Ignacio Rosselot que desborda entusiasmo y buenos augurios de cara a la nueva temporada que iniciará a fines de marzo. Los Rosselot quieren ser otra vez protagonistas.