0

Luis Martínez llegó a acuerdo económico con Felipe Padilla para comprar su Opel Adam R2 y así llegar a esta categoría el próximo año, ya que asegura que quiere terminar la temporada en su Suzuki N3 y ganar alguna de las fechas restantes de la temporada. Con respecto a Padilla, este ya tomó la determinación de dejar RallyMobil para dedicarse por completo a la realidad virtual.

Hablamos con el piloto español para conocer un poco más sobre esta transacción y nos aseguró que este trato llega en un momento ideal en su carrera, ya que en este preciso momento estaba analizando su futuro y ahora proyecta el próximo año con su debut en una nueva categoría. Por lo pronto, seguirá en la N3, pero eventualmente podría probar el Opel Adam en el Motorshow.

“En Río Bueno-La Unión seguiremos en el Suzuki. La idea es acabar el año en este auto, incluso sabiendo todos los problemas que nos dio. Somo conscientes que las roturas que tuvo fueron por el castigo al que le sometimos, porque es un auto viejo y no está para aguantar el ritmo de carrera que llevamos Juanma (Juan Manuel Sanhueza, navegante) y yo”, asegura el piloto español.

El español quiere ganar alguna fecha en la N3 y en eso se enfocará las próximas carreras. Por lo pronto, tendremos que esperar hasta el Motorshow o quizás el 2019 para ver a la dupla Martínez-Sanhueza arriba del Opel Adam.

¡Nos vemos en la ruta!