0

A dos semanas del Gran Premio de Frutillar, el piloto de la subcategoría R3L anunció que correrá la cuarta fecha a bordo de un Citroën DS3. “Este domingo haré pruebas en Laguna Carén”, adelantó el volante auspiciado por Serviteca León.

Poco a poco, a medida que se acerca el Gran Premio de Frutillar, comienza a ordenarse el naipe de los binomios y equipos que animarán la cuarta fecha del Campeonato RallyMobil. Esta vez las noticias corren por cuenta de Manuel Brito, el piloto de la R3 Lite que condujo un Renaut Clio 4 hasta la fecha de Concepción, pero que acaba de anunciar la llegada de su nuevo auto: un Citroën DS3 en el que espera ganar fiabilidad de cara a Frutillar.

“El DS3 ya está ploteado con mis auspiciadores y es casi un hecho que correré en él en Frutillar. Esta es una decisión que tenía tomada, pero la materialización se atrasó por un tema de auspicios y porque el dueño del auto aún no lo tenía en su poder”, sostuvo Brito.

El volante navegado por Juan Pablo Monasterolo habla de que la elección del DS3 era también algo que venía manejando. “Probé el DS3 a fines del año pasado, buscando entender que era una posibilidad real. Es un auto liviano que frena muy bien. La posición de manejo me acomoda mucho”, subrayó el piloto de Serviteca León.

Pero, ¿por qué ya no va más a bordo del Clio turbo? “El auto se ahogó con la lluvia en Concepción. Pasé por un badén, tragó agua en una poza y se ahogó. Eso me defraudó. Además, la suspensión era demasiado dura y el auto tendía a no ir en línea recta. También patinaba mucho”, comentó. Respecto a las expectativas a bordo del Citroën, Brito es más bien cauto: “Frutillar sería mi primera carrera. Iría más que nada a ponerme a punto. A ver qué potencialidades tendría ya para la segunda etapa. Espero no estar tan lejos de los tiempos de punta”, cerró Manuel Brito, quien busca sumar sus primeras unidades en el campeonato.

A modo de preparación, el volante del auto número 39 rodará este fin de semana en Laguna Carén.