0

Marc Martí, famoso y exitoso navegante español llegaba al Gran Premio de Los Ángeles como uno de los debutantes del Campeonato RallyMobil y la expectación era evidente. La gran cantidad de carreras que tiene el catalán a su haber en el World Rally Championship y la lista de exitosos pilotos a los que ha navegado en su historial son impresionantes. Entre ellos Carlos Sainz y Dani Sordo, entonces el solo hecho de contar con la presencia de un copiloto con ese currículo ya es un orgullo para el rally chileno.

Pero el reconocimiento no es solo por lo que trae consigo el catalán, esto tiene que ver con el desarrollo de una carrera que el mismo Pedro Heller señaló como “de menos a más”. Martí tuvo gran injerencia en el logro de este fin de semana, empujando a su nuevo piloto a través de un moderno sistema de navegación y lectura de ruta, que hoy por hoy está rompiendo esquemas, por eso que el Gran Premio de Los Ángeles no solo fue un triunfo para Pedro desde el punto de vista de la velocidad, si no que el controlar, administrar y apurar fueron consecuencias del buen trabajo que realizó la dupla del Joker Rally Team.

Pedro Heller y Marc Martí en la Largada Protocolar

Ambas etapas fueron ganadas por Pedro, sin embargo, el comienzo del sábado no fue fácil, ya que Alberto Heller junto a José Díaz fueron superiores en los 33,87 kilómetros de Rucamanque (PE1). 17,3 segundos de ventaja dejaron a Beto arriba de su hermano mayor, sin embargo, los siguientes dos tramos se equilibraron gracias al trabajo inteligente de la tripulación del auto 1, donde más que la velocidad, la estrategia fue clave.

De ahí en adelante y considerando el incidente de Alberto Heller en el tramo 4, Pedro y Marc supieron dominar la fecha, con un Beto que no contaba con muchas opciones de tener lugar en el podio, pero que intentaba remontar y con Jorge Martínez y Alejandro Cancio cada vez más cerca de sus tiempos. Control, velocidad y un buen trabajo previo con respecto a la ruta nos hace elegir a Marc Martí como el navegante de la fecha.

¡Felicitaciones Marc!