0

De menos a más. Así se ha desarrollado este campeonato para Benjamín Israel y su navegante Marcelo Der Ohanessian, quienes poco a poco se han habituado al Citroën DS3 R5 con el que compiten. En el Gran Premio de Pichilemu la labor de “Kirra” cantando la ruta a Benjamín fue fundamental para lograr un buen resultado y sumar confianza de cara al Motorshow y los futuros planes que tiene el equipo Monster Procircuit.

El copiloto cordobés complemento todo el conocimiento de Israel en las rutas de Pichilemu con su buena lectura de ruta y complementó de manera sólida a un piloto que ha tenido altos y bajos durante la temporada 2018. La labor de Der Ohanessian también destaca en todo el team, ya que su presencia en los días de entrenamientos en Francia arriba del Citroën C3 R5 fue fundamental para testear lo mejor posible el futuro auto de los Israel para la temporada 2018.

La séptima fecha fue posiblemente la mejor carrera de este binomio en lo que va de campeonato, quedándose con el segundo puesto en la categoría mayor de RallyMobil. El mérito está en el avance y complicidad de los tripulantes de “La Bestia”, que esta vez rugió fuerte y corrió tan rápido como un surfista en las olas de Pichilemu.