0

Tras vencer en Los Ángeles, en la R2 Lite, el piloto de Los Lagos dice estar muy conforme, aunque advierte que todavía tiene mucho que exprimir de su Fiesta aspirado. Está decidido a demostrarlo en Frutillar.

Martín Etcheverry fue uno de los grandes triunfadores de la tercera fecha del Campeonato RallyMobil. El volante de Frigosorno se impuso de manera categórica en la serie R2L y estuvo a muy poco de subir al podio en la R2, donde remató cuarto.

“El balance es más que positivo. Ya veníamos de Concepción con un buen ritmo, pero ahí lamentablemente no pudimos competir el sábado. En Los Ángeles nos pusimos terceros en la R2 de la primera etapa y el domingo -aunque los caminos eran más rectos- salimos nuevamente a atacar. No me gusta guardarme, porque yo voy con el objetivo de medirme con los mejores”, comenta.

Etcheverry está confiado en poder repetir, e incluso mejorar, su actuación en la próxima fecha de Frutillar. “Yo solo hablo cosas positivas de mi auto. Si bien en las partes rápida le falta un poquito, en el balance es un auto para pelear. Te aseguro que todavía tiene mucho que dar y es muy entretenido de manejar”, enfatiza

El volante navegado por Sebastián Medrano cree que su participación en Concepción, luego en el Rally Avosur y nuevamente en Los Ángeles le ha servido para mejorar en la concentración.

Por último, Etcheverry confirma la presencia de autos en Frutillar. A Facundo Opawsky, Ignacio Etcheverry y el propio ganador de Los Ángeles, se sumará una máquina en la categoría N3, pilotada por Felipe Peñailillo y navegada por Felipe Alfaro.

“Quiero agradecer el enorme apoyo Frigosorno, Friomaster, Serap, Maxi Car Service, Todo Escape y Constructora Doña Leonor, todas empresas de la décima región, que hacen posible nuestra participación”, cerró el volante austral.