0

El piloto de Point Cola detalló a RallyMobil.cl que los mecánicos de la estructura dieron con la falla que le provocó dolores de cabeza en Vicuña y Rancagua. El argentino advierte que va a “dar lo mejor para estar peleando al final del domingo”.

Uno de los binomios que exhibió un progreso en Rancagua, fue el conformado por Martín Scuncio y Javiera Román. La tripulación del Peugeot 208 numerado con el 65 se quedó con el cuarto lugar de la categoría R2, ello pese a que el auto del equipo Point Cola arrastraba una falla en el motor desde el Gran Premio de Vicuña, la cual restaba parte de la potencia al motor del auto francés. Ahora, la dupla Scuncio – Román se alista para el próximo desafío en la Región de Valparaíso, donde intentarán estar nuevamente en las primeras posiciones, aunque esta vez con un auto entero.

Luis_Barraphoto-6243

“Encontramos el problema que teníamos desde la quinta fecha. Incluso, en el último prime de Rancagua se me apagó el auto en el medio del tramo. Afortunadamente arrancó de nuevo”, confidenció Scuncio. El trasandino agregó que “la falla se daba entre las cinco mil y seis mil quinientas revoluciones. Ahí el motor como que se cortaba, especialmente en las curvas lentas”, explica.

De todas formas, Scuncio se mostró satisfecho con la cuarta plaza lograda en Rancagua. “Hicimos una buena carrera. No cometimos ningún error, que era lo importante. Habíamos tenido siempre alguna falla a lo largo de la temporada, entonces no nos había salido una fecha redonda. Por lo menos ahora pudimos demostrar que hemos aprendido”, sostuvo el navegado por Javiera Román.

Finalmente, Martín Scuncio está consciente de la alta exigencia en la categoría R2 y, por ese motivo, sabe que hacer podio sería un gran logro. “Voy a dar lo mejor de mí y si todo sale redondo, espero estar peleando al final del domingo”, cerró Martín Scuncio, quien adelantó que los próximos días definirá si es que practicará en el Biobío o vendrá a Santiago para entrar en ritmo antes del 10, 12 y 12 de noviembre.