0

Abordamos al exponente argentino, que compite en calidad de invitado, para conocer detalles de su debut tras correr los tres primes de la mañana en el Gran Premio de Rancagua. La experiencia busca allanar el camino para poder competir el 2017 en nuestro país.

Un joven Martín Suriani disfruta de su primera competencia oficial en Chile. El piloto trasandino llama la atención por el fuerte color rojo de su auto y por lo poco que le ha costado adquirir el ritmo en una modalidad de competencia prácticamente desconocida para él. Esperamos su llegada, luego de completar los tres primeros tramos de competencia, para conocer sus impresiones de esta experiencia en suelos nacionales tras disputar los cerca de 54 kilómetros de la mañana.

Bajo su carpa en el parque de asistencia, Martín muestra tranquilidad tras el nivel exhibido en la mañana. El exponente argentino resume de esta manera su experiencia en los caminos de la Región de O’Higgins: “La verdad es que empezamos al revés de cómo habíamos pensado. El primer prime fue muy bueno y prolijo, mientras que el segundo estuvo un poco más complicado, pero pudimos llegar muy bien. Ya en el tercero, tuvimos que largar con lluvia en un prime difícil y además pinchamos una goma y tuve que correr 15 kilómetros con esa desventaja”.

Sin embargo, el balance preliminar del hijo de uno de los pilotos más importantes que ha tenido el RallyMobil es absolutamente positivo. Al respecto, comenta: “Sí, yo corrí hace cinco años y un par de veces en rally. Últimamente sólo he competido en karting y estuve parado mucho tiempo, pero me ha gustado mucho y el auto también, me acomoda la caja secuencial y además frena y dobla bien, así que creo que es cuestión de acostumbrarse”.

Frente a la posibilidad de competir en Chile y el proyecto de ser parte de los animadores del próximo campeonato, en el 2017, Suriani agrega: “Ya conocemos bastante de la competencia en Chile por la experiencia de mi papá y gracias a los amigos que dejó. Sabemos que tiene un gran nivel, con autos de primera línea a nivel mundial, así que la idea de venir el próximo año está, pero hay que ver si los auspiciadores nos acompañan”.