0

Sin título

El jefe del equipo del Movistar Motorola Honda Racing afirmó que su auto estará un 90% “competitivo” para Casablanca. Además aseguró que si no es capaz de estar en los tiempos de punta de los R3, en dos años dejará el RallyMobil. 

Luego de volver a la competencia tras 9 meses de inactividad, Carlos Muñoz aseguró que su auto sólo estará un 90% competitivo para la fecha de Casablanca, séptima estación del campeonato RallyMobil. Dichos que bajan las altas expectativas que se generaron en torno al funcionamiento del primer R3 fabricado en Chile, una apuesta de Muñoz para la temporada 2014 y del que está seguro que funcionará, pero que requerirá de tiempo para probarlo.

“Yo le veo mucho futuro a mi proyecto, y sé que el auto que hagamos va a ser confiable y competitivo para la categoría. Si no funciona, si no logro estar en los tiempos de punta de los R3, en dos años me retiro del RallyMobil”, aseguró.

En su afán de seguir consolidando su equipo, el jefe equipo del Movistar Motorola Honda Racing afirmó que sería ideal contar con otros pilotos. “Me gustaría complementar el equipo con Jorge Martínez, es un piloto joven y del que me gusta la forma que encara las carreras, su personalidad arriba y abajo del auto”, comentó Muñoz.

Respecto de los problemas que aquejan a su máxima figura, Ruy Barbosa, Muñoz explica que “este año hemos tenido varios problemas con su auto y que nos ha costado descifrar. Para esta fecha tenemos que revisar el motor y lo eléctrico, además de cambiar el palier y hacer el escape que se cayó entero. Pero vamos a llegar bien pasa la próxima fecha”, dijo.

Finalmente, el actual campeón de la N3 comentó que hoy está un poco cansado del rally, que de no haber existido el proyecto del “R3 hecho en Chile”, no sabe si hubiera participado esta temporada.

“Este proyecto me motiva más que correr el mismo rally. No he tenido los recursos necesarios para que esta iniciativa sea lo que sueño, aunque sigo convencido de que va a salir bien. Yo creo que esto de mi estado de ánimo es lo mismo le pasa a Ruy (Barbosa), donde ve que pasan los años y no ha podido ganar. Ha sido por culpa de él, de la parte mecánica, de las circunstancias, aunque siento que se merece un triunfo”, sentenció.