0

Tras superar una alergia cutánea que lo mantuvo en reposo durante varios días, el piloto del equipo Rudel viajará este miércoles por la tarde a Frutillar para disputar la cuarta fecha del campeonato.

Días complicados vivió esta semana Joaquín Ruiz de Loyzaga. Tal como te contamos el lunes, uno de los animadores de la serie R2 estuvo aquejado por una agresiva alergia que le provocó ampollas en pies y manos. Esta mañana, en contacto con la página oficial del campeonato, el crédito del equipo Rudel confirmó que -pese a que se vio imposibilitado de entrenar y testear su Ford Fiesta Turbo- irá a la Ciudad de la Música para intentar recortar diferencias con Francisco “Chaleco” López y Emilio Fernández.

“Todavía estoy lleno de ronchas, pero se trató de una reacción alérgica por un examen que me hice. De todas formas, esta tarde viajo a Frutillar”, sostuvo el volante penquista. La cuarta fecha aparece cuesta arriba para Ruiz de Loyzaga, pues a la imposibilidad de probar su auto por motivos de salud, se agrega otra particular situación.

“Después de mi volcamiento en Los Ángeles, el equipo encargó dos turbos a España para cambiar el de mi auto y mantener otro de repuesto. Resulta que la empresa que los traería, nos informó que había sido víctima de un ciber ataque que bloqueó todos los computadores. Nuestra encomienda todavía está dando vueltas por Europa. Hace una semana volvimos a pedir un nuevo turbo a España a través de otra compañía, y esta vez llegó sin inconvenientes, así que lo instalaremos en la asistencia de Frutillar”, detalló el exponente que comanda el auto número 45.

Así, con pocos kilómetros desde su podio en Concepción (en Los Ángeles abandonó en la primera etapa) y con los mecánicos trabajando a contrarreloj, Joaquín Ruiz de Loyzaga espera revertir su accidentada semana y volver a puntuar en la competitiva serie R2, donde marcha tercero con 32 unidades.