0

El copiloto de Emilio Fernández mostró todo su talento para guiar a la victoria el Ford Fiesta Turbo del equipo Susaron. Lo de Riquelme valió -y mucho- en la Cuesta Chacabuco, pues con el último triunfo del año, el binomio se coronó en el Campeonato Súper Prime.

Si bien la tripulación compuesta por Emilio Fernández y Joaquín Riquelme no tuvo la regularidad que hubiese querido en la temporada 2017 del RallyMobil -con varios abandonos de por medio- al menos la dupla que va a bordo de un Ford Fiesta Turbo, concluyó con una sólida victoria su participación de este año.

24174380_1986602718278351_5935626491046985039_n

Pero en la antesala, ya se sabía que no sería una faena sencilla. Varios binomios coincidían en la dificultad de correr en asfalto en la Cuesta Chacabuco y, por ese motivo, la confección de la hoja de ruta era esencial para lograr un buen tiempo. En esa labor, destacó justamente el trabajo del navegante Joaquín Riquelme. El angelino estuvo rápido para cantar cada curva de la accidentada Cuesta Chacabuco. Lo mejor de todo para la dupla del auto 60, es que con esta carrera logró dar el zarpazo para superar a “Chaleco” López y arrebatarle el Campeonato Súper Prime. Un merecido premio a Fernández y Riquelme, quienes abrieron ganando en Pichilemu y terminaron en lo alto en el cierre.

Por haber completado una gran actuación y haber demostrado que son un binomio aceitado y afiatado, Joaquín Riquelme es el navegante de la fecha en el MotorShow 2017. ¡Felicidades, Joaquín! Que sigan los éxitos.