0

Juan Cruz Varela, el copiloto que guió a Ramón Ibarra al liderato de la R3 en el Gran Premio de Los Ángeles, es claramente nuestro navegante destacado de la fecha. El marcaje de la hoja resultó clave para vencer en el día más duro de la segunda fecha bajo una intensa lluvia.

Varios factores inciden en el éxito o fracaso en una carrera de rally. Lograr una victoria, no solo depende del talento de un piloto ni de la fiabilidad de un auto. Aquí cobra vital importancia la labor que realiza el navegante, quien días antes recorre los caminos y marca en su cuaderno la manera en que advertirá cada ciego o curva, todo con el objetivo de ir al límite, pero siempre manteniendo al auto dentro del camino.

La segunda fecha del RallyMobil 2018 estuvo marcada por dos etapas con condiciones climatológicas adversas. Sin duda, en algo que coincidieron todos los pilotos, es que la etapa del día sábado fue un inmenso desafío y dejó muchas lecciones que aprender. La adherencia al camino no era la óptima, haciendo que cualquier mínimo error terminara con un despiste. Precisamente, en esa faceta destacó el trabajo del Juan Cruz, quien logró mantener a Ramón dentro de la ruta en todos los tramos.

Realizó un correcto marcaje en la hoja de ruta para llevar a su compañero a la primera posición de la R3 durante toda la carrera. El binomio del equipo Renault, comandó la serie de principio a fin en la etapa más complicada, lo que se extendió hasta el domingo, sin embargo, la estrategia final fue la administración prudente para asegurar el primer puesto.