0

La copiloto de Nextel se definió como una navegante feliz en vez de una piloto frustrada, extraño a los hermanos Riquelme en la N2 y espera seguir en el equipo de Eliseo Salazar para 2013.

En Concepción llamaron la atención tras ganar sin contrapesos la segunda etapa del Gran Premio de esa ciudad, pero faltaba confirmarlo en una fecha completa y eso fue lo que se propusieron los hermanos Aguirre. Con la conducción de Eduardo y el trabajo en la confección de la hoja de ruta de Luz María, el auto del equipo Nextel consiguió un triunfo que dejó a la navegante feliz por ellos y satisfecha por el rendimiento del Mini Cooper.

“El auto respondió bien y esperábamos que tuviera algún problema porque aún está en desarrollo y las fechas pasadas había como cojeado. Pero ahora estuvo bien y con el auto a la altura demostramos que podemos ser una tripulación que puede pelear la punta”, aseguró Luz María. Esto ya se había adelantado en Concepción, donde “el auto anduvo impeque y nos permitió mostrar nuestras capacidades con Eduardo”.

Así, ambos lograron el primer triunfo para la escudería de Eliseo Salazar en el año en una fecha que Luz María calificó de “muy técnica”. “No habíamos corrido el año pasado en Pucón y es una ruta muy difícil. Aunque tiene un muy buen piso, es bastante técnica”, argumentó. ¿Clave para ganar en la Novena Región? “Trabajamos intensamente en la hoja de ruta. Si la haces bien, el piloto va confiado en tus instrucciones”, explicó la navegante que se resta parte del mérito. “Esto es de dos, si cualquiera se equivocaba fallaba la dupla”, añadió.

Los del equipo Nextel tomaron en Pucón un título que todo este año había tenido un solo dueño: Jorge Riquelme. Luz María reconoce que los echó de menos en la categoría. “Fue una lástima que no estuvieran, nos hubiera encantado competir con ellos porque son una súper buena tripulación, le ponen adrenalina y más dificultad a la carrera. En Concepción demostramos que estábamos a la altura de ellos”, dijo.

Ahora, los hermanos Aguirre mantienen una ilusión de seguir bajo el alero de Eliseo y tienen fe en que los resultados obtenidos ayude en esto. “Les estamos demostrando que con un auto desarrollado podemos llevarlo a buen ritmo”, comentó. ¿Y ella como piloto no? “Me gustaría mucho, pero hemos logrado con Eduardo tener una buena tripulación. Soy una navegante feliz en vez de una piloto frustrada”, comentó con soltura Luz María, quien reconoció también que el Hyundai Accent que tienen a la venta ya tiene un par de interesados, siendo Marcelo Pérez quien tiene una leve ventaja.