0

El copiloto de Samuel Israel realizó un trabajo sin errores para guiar a la victoria al auto 55 de Citroën Monster ProCircuit. La dupla se ve afiatada dentro del DS3 y lo revalida con una merecida victoria en un trazado complejo.

Varios factores inciden en el éxito o fracaso en una carrera de rally. Lograr una victoria, no solo depende del talento de un piloto ni de la fiabilidad de un auto. Aquí cobra vital importancia la labor que realiza el navegante, quien días antes recorre los caminos y marca en su cuaderno la manera en que cantará cada ciego o curva, todo con el objetivo de ir al límite, pero siempre manteniendo al auto dentro del camino.

Luis_Barra-9365

En esa trascendental faceta, destacó el argentino Nicolás García. El navegante del auto “55” pilotado por Samuel Israel mostró su calidad para completar un rally perfecto, en el que la joven dupla jamás vio peligrar su triunfo en la R3. Si bien, el sábado Israel y García fueron a fondo, el domingo aplicaron una estrategia más conservadora que les valió el triunfo en los caminos aledaños a la Ciudad Puerto.

Por haber concretado una gran faena los días antes de la carrera, y luego de principio a fin de la prueba, Nicolás García es el navegante de la fecha. ¡Feliciades, Nico! Que vengan nuevas alegrías.