0

Sébastien Ogier está decidido a mantener la disputa frente a Thierry Neuville en el World Rally Championship, luego de dejar escapar importantes puntos por culpa de un incidente en el rally de Alemania.

El campeón vigente del World Rally Championship tuvo un momento frustrante en las etapas de asfalto de Alemania, ya que, un pinchazo en el tramo de Panzerplatte del sábado por la tarde lo dejó en el noveno puesto luego de haber estado segundo.

El piloto francés ganó el Power Stage que se transmitió en vivo y en directo por televisión el domingo, tramo en que logró recuperase y quedar cuarto, pero el segundo lugar de Neuville lo dejó sin posibilidades de acercarse a su rival. Este incidente permitió que el piloto de Hyundai Motorsport extendiera su ventaja en el campeonato por otros dos puntos. La diferencia entre ambos se sitúa ahora en 23 unidades a falta de cuatro fechas de la temporada 2018.

“Gracias al Power Stage, conseguimos 17 valiosos puntos, lo que nos salvó un poco el fin de semana. Aunque la diferencia de puntos en el campeonato no haya cambiado para nosotros, todavía tenemos nuestra oportunidad y estamos decididos a seguir luchando”, explicó Ogier.

El piloto del equipo M-Sport World Rally dijo que no tenía otra opción que detenerse y cambiar el neumático pinchado en su Ford Fiesta, a pesar de saber que la pérdida de tiempo pondría fin a su lucha por el liderato del rally.