0

Según información publicada por Motorsport News, la firma alemana estaría analizando su regreso al World Rally Championship. Antes de ello, Opel debe asegurar su estabilidad financiera.

Sabido es que en 2011 el Grupo PSA -dueño de Peugeot y Citroën- pagó 2.200 millones de euros por la adquisición de la alemana Opel (Vauxhall en Inglaterra). En ese entonces, Carlos Tavares, CEO de PSA, tenía la gran misión de ordenar financieramente a la firma nacida en la segunda mitad del siglo XIX en Rüsselsheim.

BP_TAVARES_180118_10_0

Una vez que ese proceso finalice, Opel tendrá luz verde para construir un World Rally Car, de acuerdo al mismo Tavares en conversación con el sitio Motorsport News.

El directivo portugués dijo que “Opel, así como cualquier marca del Grupo PSA, tendrá oportunidad de tener su programa motorsport tan pronto como la compañía encuentre estabilidad. Esto es muy claro”, expresó. Tavares agregó que “actualmente el lado motorsport de Opel es muy pequeño. Hay un Adam R2, pero es algo limitado y no significan muchos recursos para la firma. La prioridad de Opel hoy es sobrevivir. Esa es la clave. No quiero perder el foco”.

“Considero que la verdad está en mi ADN y no voy a decir lo que a la gente le gustaría escuchar. Solo una vez que Opel salga del mal momento, será una realidad. Estoy hablando de aquí a 2020. En ese momento podremos hablar de nuevo y estaré ansioso de tener trabajando en el proyecto a ingenieros alemanes, franceses, españoles e ingleses”.

corse1987opel16v

La marca alemana fundada por Adam Opel no ha tenido un programa importante para el WRC desde el Kaddet GSI pilotado por Sepp Haider que ganó el Rally de Nueva Zelanda en 1988.

El año pasado, el equipo privado Holzer Motorsport destapó el Opel Corsa R5, un modelo un tracción integral conceptual, sin embargo, el auto no tiene la venia de Opel para conseguir la homologación de la FIA.