0

Diego Pérez confirmó la compra del Peugeot 208 de “Chaleco” López. Así, la estructura osornina participará de manera habitual con dos autos -pilotados por Nicolás y Diego Pérez- a quienes se sumarán esporádicamente el experimentado Marcelo “Caldillo” Pérez y Pablo, el último integrante del clan.

Hace algunos días, Diego Pérez publicaba en redes sociales el principio de acuerdo al que llegaba con Francisco “Chaleco” López. El piloto de Los Lagos se convertía en dueño del Peugeot 208 en el que el multicampeón se coronó en la R2, ganando cinco de las ocho carreras. RallyMobil.cl tomó contacto con Pérez y este develó ambiciosos planes de la estructura con sede en Osorno. El hijo de Marcelo Pérez adelantó que el equipo pondrá cuatro autos en las fechas del sur. ¿La idea? Prepararse metódicamente para el WRC en Chile el 2019.

DIEGO_PEREZ-PUCON_15_113-636x395

“Hace algunos días cerramos el trato con “Chaleco” por el 208. Esto se suma a la reciente compra que hizo mi papá de otro Peugeot 208 que pertenecía a Samuel Israel”, comentó de entrada el volante sureño. Diego ya había participado a bordo de un Peugeot 208 a inicios de 2017, sin embargo, luego hizo un enroque cediéndoselo a su hermano Nicolás, quien lo corrió hasta el Gran Premio de Valparaíso. “Lamentablemente tuve un mal arranque de temporada con dos fechas en las que terminé fuera por problemas mecánicos. Me desmotivó quedar tan rezagado en el ranking, entonces decidimos que yo me pasara al Ford Fiesta aspirado y que Nico se quedara con el Peugeot para intentar pelear en la R2 Lite”, explicó.

Diego Pérez incluso confidenció que mantuvo conversaciones para comprar un Citroën DS3, idea que posteriormente desechó. “Pienso que el ascenso debe ir de la mano con los resultados, entonces finalmente quiero hacer una buena campaña en la R2, buscaremos continuidad y luego iremos viendo qué viene para el futuro. Lo que sí te puedo decir es que partiremos el 2018 con todo”, sentenció.

perez-pichilemu-rmobil-dhimages-6847-636x395

Finalmente, el crédito austral comentó que en 2018 Pérez Racing quiere concretar un viejo anhelo familiar, con Marcelo Pérez corriendo una fecha en compañía de sus tres hijos, Nicolás, Diego y Pablo Pérez. “Nosotros tres vamos a ir en los Peugeot y mi hermano menor, Pablo, va a ir en uno de los Ford Fiesta aspirados que aún tenemos”, finalizó Diego.

Así, la R2 2018 comienza a tomar forma. Por ahora, Pérez Racing anuncia una fuerte presencia en la categoría a la que seguro se sumarán más nombres. Sin ir más lejos, el equipo de Osorno tiene en venta dos de los Ford Fiesta aspirados en que compitió este año.