0

El octocampeón del RallyMobil echó mano a su vasta experiencia para llevarse el Gran Premio de Los Ángeles, en la R3. El volante penquista -que ahora le pisa los talones a Benjamín Israel en la general- saldó su deuda en el Biobío y mira más de cerca el título.

Ya era hora. El piloto más ganador en la historia del RallyMobil no había cosechado victorias en la presente temporada, pese a que estaba metido en la parte alta de la general. El campeón vigente necesitaba saborear una victoria y por ello en Los Ángeles batalló desde atrás para encontrar su recompensa sobre el final de la etapa dominical.

martinez-MOBIL-angeles-dhimages-2509

“El día sábado se nos presentó una carrera súper complicada. Quedamos con una diferencia que parecía irremontable frente a Cristóbal Vidaurre. En la segunda etapa -que era más rápida- me la jugué aprovechando la potencia del auto. Anduvimos al límite con mi navegante, Alberto Álvarez, y conseguimos el objetivo de ganar la carrera para acercarnos a Benjamín (Israel), algo que nos deja absolutamente satisfechos”, resume el “Niño Maravilla”.

Con un crono final de una hora, 42 minutos, 20 segundos y cuatro décimas, Martínez batió a Cristóbal Vidaurre, que registró un tiempo de 01:42:24.7. En tanto, completa 54 unidades en el Campeonato de la R3, 15 por detrás de Benjamín Israel, quien solo fue tercero en Los Ángeles.

Por ir siempre desde atrás y llevar su máquina hasta el límite sin cometer errores, Jorge Martínez Fontena es el piloto Mobil1 de la fecha. ¡Felicidades, Jorge!