0

A falta de dos fechas para el término de la temporada, el multicampeón chileno se coronó como el mejor de todos en la R2. Una campaña tan sólida no podía terminar de otra manera. 

Francisco “Chaleco” López llegaba a Rancagua sabiendo que la opción de ser campeón estaba latente. El piloto de Copec aparecía escapado en la general de la R2, con 109 puntos, y, un nuevo triunfo sumado a un eventual traspié de Emilio Fernández -su escolta en la tabla- le daría la corona. Ajeno a cualquier tipo de presión por estar cerca del objetivo trazado a comienzos de año, el oriundo de Teno sacó a relucir toda su expertise en el deporte motor para comandar su Peugeot 208 de Motorola a la victoria.

Luis_Barraphoto-3057

Por momentos no fue tarea sencilla para el flamante campeón, pues si bien Fernández abandonó en la etapa sabatina, de todas formas, encontró en el argentino Martín Suriani a un duro rival, quien ganó cuatro pruebas especiales el domingo. Pero, “Chaleco” no estaba dispuesto a posponer los abrazos hasta noviembre, y siguió remando de manera consistente junto a su navegante, Nicolás Lavalle, para sellar su victoria con un tiempo de una hora, 14 minutos, 40 segundos y 9 décimas en los 131 kilómetros de competencia.

El triunfo del binomio de Copec se suma a una brillante campaña que inició en Pichilemu, con un segundo puesto, y que continuó en Concepción con la primera victoria. López y Levalle repetirían el primer lugar en Los Ángeles y más tarde en Frutillar. Si bien, en Vicuña fue la única vez que la dupla no subió al podio, igualmente sumó 14 unidades que hoy valen un título.

Por haber ganado de forma clara una difícil carrera en Rancagua, el piloto Mobil1 de la fecha es Francisco “Chaleco” López. ¡Muchas felicidades, campeón!