0

El joven piloto del equipo Point Cola comandó de esplendida forma su Peugeot 208 para conquistar su primer podio en el Campeonato RallyMobil. Así, el argentino recuperó la confianza extraviada en Frutillar, donde terminó fuera de la zona de puntos.

Si el Gran Premio de Vicuña asomaba como un desafío complicado para los pilotos más experimentados del Campeonato RallyMobil, con mayor razón lo era para aquellos con menos kilómetros en el cuerpo, quienes debían lograr un equilibro entre un manejo prolijo, pero sin perder de vista la velocidad para estar en tiempos de punta. Martín Suriani, fue precisamente uno de los volantes que logró congeniar ambos factores y se llevó un trabajado segundo puesto en la competitiva serie R2.

Luis_Barraphoto-5183

Esta es primera vez que el piloto neuquino sube al podio del Campeonato RallyMobil y es un logro que viene de la mano con su progreso como piloto. El crédito de Point Cola -navegado por el experimentado José María Rodríguez- comenzó su expedición al norte con una sexta ubicación en la Súper Especial Nocturna del viernes, y para el sábado, ya estaba entreverado en el top cinco. Finalmente, en la etapa final, Suriani aprovechó los problemas que experimentaron sus rivales directos para trepar hasta la segunda posición y convertirse en exclusivo escolta de Joaquín Ruiz de Loyzaga.

Luis_Barraphoto-1472

La actuación de Suriani es doblemente destacada, ya que el trasandino había golpeado fuertemente su Peugeot 208 en Frutillar -donde se fue sin unidades- y llegaba a Vicuña con la urgencia de recuperar la confianza y los puntos perdidos en el sur.

Por pilotar al límite sin cometer errores y por controlar el ímpetu y la presión que significó su traspié en Los Lagos, Martín Suriani es el piloto revelación de la fecha. ¡Felicidades, Martín!