0

A bordo de su Ford Fiesta Turbo, el piloto de la R2 supo meterse entre los primeros de esta numerosa categoría. Inconvenientes en su auto, sobre el final de la competencia, le impidieron quedarse con el segundo lugar de la fecha. Su soberbia actuación del fin de semana, lo hace acreedor del cetro de piloto de la fecha.

Emilio Fernández es un piloto que de a poco ha ido figurando entre tantos buenos exponentes en su categoría. Si bien ha tenido fechas algo desafortunadas y sin demasiada figuración, su actuación en la sexta región llamó la atención de todos fanáticos del rally que saben valorar los esfuerzos por destacar, tras los dos exponentes más fuertes de la R2: Samuel Israel y Alberto Heller.

Emilio tuvo una carrera de alto nivel. El inicio del Gran Premio de Rancagua para el piloto con los colores de Susaron lo ubicaba en la cuarta ubicación, situación que pudo mejorar y meterse en el podio de la categoría al finalizar la etapa de sábado. Si bien la atención de la categoría R2 estaba focalizada en la pelea por la primera ubicación, silenciosamente, Emilio buscaba recortar los segundos que lo separaban de este duelo.

En el inicio de la etapa dominical, los líderes de la categoría R2 aceleraron un poco más que Fernández y ampliaron la diferencia. Sin embargo, el piloto que este año debutó en el RallyMobil mantuvo su desempeño y se encontró con la sorpresa de que Samuel Israel estrellaba su auto, quedando fuera de la competencia. Esto permitió que Fernández diera un salto en la clasificación, figurando segundo a falta de tres primes por disputar.

En adelante, el trabajo del binomio a bordo del Ford Fiesta Turbo fue mantener la distancia respecto a Francisco “Chaleco” López y Joaquín Ruiz de Loyzaga, exponentes fuertes que figuran en la parte alta del ranking anual de la categoría. El plan del binomio Fernández – Riquelme estaba resultando a la perfección, cosa que cambió en el último prime de competencia.

El trazado entre las Termas de Cauquenes y Chacayes inició de mala manera para esta dupla, tras la rotura de un neumático en el kilómetro dos de esta especial. Posterior a eso, el Ford Fiesta Turbo se quedaba sin frenos y debía enfrentar el trazado con estas dos enormes dificultades.

Cuarto lugar para Emilio Fernández que hizo gala de un nivel experimentado y estuvo siempre metido en la discusión por los primeros lugares de cada prime. Un desempeño que sorprende por el poco rodaje en el campeonato, tomando en cuenta que la temporada 2016 del RallyMobil representa el debut en la disciplina para el joven piloto de la categoría R2.