0

Mediante una conferencia de prensa, Pontus Tidemand anunció que disputará los dos primeros rallyes de la temporada 2019 sobre un Ford Fiesta WRC de M-Sport. De esta forma, el campeón 2017 del WRC2 regresará a la estructura británica para competir en las fechas de Montecarlo y Suecia. El ex piloto de Skoda Motosport volverá a trabajar junto a su compatriota Emil Axelsson como navegante después de cuatro años.

“Hemos encontrado una gran solución y estoy muy agradecido de que Malcolm me haya brindado esta oportunidad. En Montecarlo, nuestro objetivo estará enfocado en reunir experiencia, familiarizarnos con el auto y conocer al equipo. Para el Rally de Suecia realmente espero estar bien preparado y poder luchar de verdad”, dijo Pontus Tidemand mediante un comunicado oficial.

“Me alegro de estar detrás del volante de un WRC. Todo esto es posible gracias al apoyo de Malcolm y mis socios locales. Este ha sido un gran objetivo para mí, ya que hemos trabajado desde el último rally de la temporada para conseguirlo. Ahora me siento más que preparado para afrontar nuevos desafíos”, dijo Tidemand.

“No quiero nada más que alcanzar mi sueño de poder convertirme en campeón del mundo algún día y eso significa que tengo que alejarme del camino seguro y hacer todo lo que esté a mi alcance para lograrlo”, reconoció el sueco.

El acuerdo de Tidemand con M-Sport abarca a priori las fechas de Montecarlo (24 al 27 de enero) y Suecia (14 al 17 de febrero), aunque podría extenderse a más participaciones. El equipo británico tendrá a Teemu Suninen como piloto full time, pero todavía se desconoce quien pilotará el segundo auto. Mientras las especulaciones apuntan a Elfyn Evans, se pudo conocer que Tidemand estaría a bordo del tercer auto en las citadas fechas.