0

Emilio Rosselot está actualmente en el segundo lugar del ranking de la categoría R3 del Campeonato RallyMobil 2018 con 67 puntos, a tan solo 13 del líder Samuel Israel. Junto a su navegante Tomás Cañete han realizado buenas fechas, a excepción de Frutillar, donde se vieron obligados a abandonar en el segundo tramo por culpa del corte de una correa de refrigeración, lo que no les permitió terminar la fecha.

Conversamos con Emilio para saber cómo evalúa su actuación luego de cuatro carreras y dejando fuera el incidente de la tercera fecha, concluye que ha logrado cumplir con las expectativas impuestas a principios de la temporada y que el desarrollo junto a Tomás y el trabajo del Team Rosselot a través de sus mecánicos y técnicos ha sido fundamental para sacar cuentas alegres.

“Comenzamos la temporada con el objetivo claro de siempre ir por la huella, no golpear el auto y evitar los errores y se ha logrado”, declaró el piloto del auto 29.

Además, reconoce que cada fecha ha sido difícil, pero que se han esmerado en tener una sensibilidad especial con el auto, es decir, verlo como su herramienta de trabajo, por ende, respetarlo y entender las señales que entrega y así desarrollar mejor cada carrera. “Es importante conocer el comportamiento del auto. Cuando tuvimos el incidente en el segundo tramo de Frutillar no tuve la experiencia suficiente para darme cuenta que no debía forzar el auto a más, lo que terminó en un abandono sin posibilidad de reenganchar”, confesó Rosselot.

Con respecto a la dura pelea que se está dando en la categoría R3, Emilio es consciente que perdieron el liderato en Frutillar y una de esas razones fue el abandono, sin embargo, sabe que no son muchos los puntos que lo separan del piloto de Citröen Procircuit, Samuel Israel, por lo que tiene la clara intensión de volver a ser el primero. “Sabemos que haciendo buenas carreras en las tres fechas que vienen y en el Motorshow volveremos al primer puesto. Si o si nos queremos quedar con la temporada 2018”, además, asegura: “Tenemos una buena estrategia para lo que queda de temporada”. 

Emilio Rosselot y Tomás Cañete conforman un binomio que complementa la buena comunicación en el trabajo y una sincera amistad, lo que hace reconocer a Emilio algo que se ve a simple vista: “Tomás es un amigo y podemos trabajar muy bien juntos desde el miércoles hasta el domingo (aludiendo a la semana de competencia)”. ¿Podrá esta dupla volver al liderato de la categoría R3?

¡Nos vemos en la ruta!