0

El Team Rosselot busca revalidar el éxito en Colchagua, mientras que el estreno motiva al equipo Motorola.

A pocas horas de que largue el Gran Premio de Santa Cruz, la fecha inaugural del Campeonato RallyMobil 2015, los protagonistas de la N4 entregan algunas claves para ser los más rápidos en los caminos de la Provincia de Colchagua y durante el resto de la campaña.

El monarca del año pasado, Emilio Rosselot, reconoció que se viene una temporada “exigente y difícil”, escenario que espera revertir con la experiencia acumulada, una mayor concentración y la confianza en su navegante, Sebastián Olguín.

“Espero hacer una buena carrera en Santa Cruz, sin cometer errores, además de alcanzar a la brevedad un buen entendimiento con mi navegante para tratar de lograr el triunfo”, manifestó quien también campeonó en la Región del Libertador Bernardo O’Higgins en 2014 en la serie para vehículos con motores turboalimentados y tracción integral.

Su escolta en esa ocasión fue su hermano Gerardo, cuyo buen desempeño en la versión anterior, cuando comenzó ganando el Súper Prime, le permite ilusionarse con una fecha “auspiciosa”.

“De acuerdo a los pronósticos meteorológicos, se va a correr con buen clima, por lo que será diferente al año pasado, cuando se disputó bajo la lluvia. Hay nuevos trazados, con algunos tramos más largos en kilometraje, con cuestas y con piso de maicillo”, comentó.

El Team Rosselot se completará este viernes 17 con Luis Ignacio, ausente en 2014 debido a los ajustes en su vehículo liderados por el responsable técnico del equipo, Francisco Alvarado.

En el debutante equipo Motorola, Fernando Baile reconoció su satisfacción con la llegada a su nueva casa y la respuesta de su Evo IX. “Espero estar a la altura de este cambio de equipo, que me tiene muy motivado porque representa un desafío personal”, indicó.

Piloto también de un Mitsubishi Lancer, su coequipo, Jaime Paredes, coincidió en los buenos augurios: “Esperamos dar la pelea en una serie que estará muy competitiva. Confiamos en este proyecto y la idea es primero terminar las carreras y luego estar arriba en la clasificación”.

“Si hemos dado este paso es para mejorar en lo deportivo, además que ambos somos de la misma zona (Curicó) y ya el año pasado corrimos juntos un par de fechas”, fundamentó.