0

Luego de cinco años ausente del calendario del Campeonato RallyMobil, este fin de semana vuelve el Gran Premio de Curicó que al representante del equipo Renault, Ramón Ibarra, le trae muy buenos recuerdos. En 2011 fue tercero en la serie N3 y en 2012 ganó en la misma categoría.

Si bien serán caminos diferentes y han pasado seis años de la última carrera en la zona, el equipo del rombo, integrado además por Cristóbal Ibarra, se encuentran muy confiados en realizar una buena presentación en la serie R3.

“Para Curicó nos hemos preparado bien con los autos, por lo que creo nos irá bastante bien. Hemos hecho un balance con la experiencia que tuvimos en el primer semestre y tenemos identificadas las fallas que se nos presentaron. Con eso hemos trabajado para no tener problema técnico y que así todo resulte de la mejor manera”, indicó el piloto que se encuentra en la tercera posición en el ranking, a solo 14 puntos del líder.

Entre las novedades que presentará esta fecha destaca el tramo de 1.900 metros en el cerro Condell, trazado que ya conoce Ramón, pues en 2011 y 2012 se disputó una Súper Especial por ese tramo enclavado en la ciudad misma. “Correr en Curicó nos puede beneficiar porque habrá un prime de asfalto, que es el del power stage del domingo, y pese a que es corto suma tres puntos, así que vamos mentalizados a conseguirlo. Además se correrá ese tramo el sábado y en la mañana del domingo como un prime más”, explicó Ramón, el mayor de los hermanos Ibarra.

Para este viernes 31 se prevén chubascos para la Región del Maule lo que dejará la pista húmeda para el fin de semana, pero esta situación no le preocupa a los Ibarra. “Con Cristóbal tenemos confianza en que esta carrera será buena para ambos. El auto de mi hermano lo hemos analizado con profundidad y hemos descubierto las falencias y las mejoramos. Creemos que en esta quinta fecha, Cristóbal junto al Renault Clio IV Turbo también puede dar una grata sorpresa”, concluyó Ramón.