0

Alexey Lukyanuk y Dmitry Eremeev extendieron hoy su ventaja como líder del Campeonato Europeo de Rally al imponerse en Montelongo Fafe, tercera prueba del año correspondiente a Portugal y que se disputó íntegramente sobre asfalto en condiciones climáticas muy cambiantes.

La actividad del viernes pasado vio a Emil Lindholm (Škoda Fabia) hacer el mejor tiempo en el Shakedown, pese a su escasa experiencia sobre máquinas R5. El joven sueco proviene de la clase Junior del Campeonato del Mundo. En ese compromiso, su coterráneo Oliver Solberg le dio un golpe fuerte a su Volkswagen Polo GTI, que el equipo familiar arregló pese a que los considerables daños frontales y traseros al ponerse manos a la obra durante toda la noche. El incidente se produjo al derrapar el auto en la tierra que dejaron los demás por encima del pavimento en una curva a la derecha que desestabilizó el auto y lo mandó contra los árboles.

Lukyanuk dominó las etapas de sábado y domingo a bordo del Citroën C3 de la escuadra Saintelóc y sacó rédito de una correcta elección de neumáticos en pisos que en poco rato pasaron de seco a húmedo y completamente mojado en la región norte del país.

La suerte de sus principales rivales en el torneo fue esquiva. Craig Breen fue el más rápido en algunos sectores, pero una pérdida de aceite que se derramaba de su Hyundai i20 caía sobre las ruedas traseras. El percance le hizo perder el control del coche al irlandés, que terminó chocando en la PE8.

Con 19 años recientemente cumplidos. Solberg padeció problemas de potencia en ese mismo sector, por lo que sus chances de retener la punta del campeonato fueron casi nulas. Lindholm también había sufrido un incidente, pero en la mañana, y ya no pudo continuar.

La jornada de hoy (domingo) fue de lo más reñida. El ruso, que ayer había ganado seis de los nueve tramos previstos, debió soportar el acecho de contrincantes que se le venían encima y que motivaron que al último compromiso de la carrera se lo largara con tres aspirantes al triunfo encerrados en muy pocos segundos.

Eso sucedió así porque mientras el actual monarca de la categoría seguía al tope de las posiciones, hizo un trompo que acercó peligrosamente a sus tiempos al francés Yoann Bonato (Citroën) y al español Iván Ares (Hyundai, segundo en la primera etapa). Increíblemente, una décima separó a ellos dos en el arribo. Tras casi 1h46m de competencia, el primero y su escolta llegaron a 4.6s.

El luxemburgués Grégoire Munster fue cuarto general en otro i20, postergando al polaco Miko Marczyk en el mejor Fabia Evo y sexto el húngaro Norbert Herczig en un Polo. Su compatriota Tibor Érdi (h) se impuso en ERC2 (19º absoluto) con Mitsubishi Lancer Evolution X, los catalanes Josep Bassas (h) y Axel Coronado en ERC 3 con Peugeot 208 Rally4 (superaron al Ford Fiesta del estonio Ken Torn a último momento para obtener su primer triunfo continental) y Andrea Mabellini en RGT con Fiat 124 Abarth.

La próxima fecha será del 4 al 6 de noviembre en Hungría.

El siguiente enlace muestra imágenes de los principales protagonistas durante la segunda jornada del evento: https://www.youtube.com/watch?v=ki3F8TcBc7w