0

Sébastien Loeb y Daniel Elena mandan al cabo del primero día de competencia en Turquía, que constó solamente de dos tramos clasificatorios vespertinos.

Por la mañana, un sector de 4.70 km fue escenario del Shakedown, dominado por otro Hyundai i20 WRC, en este caso el del Thierry Neuville. Aunque en tan corta distancia el belga sufrió la rotura de la suspensión trasera, pudo después de las reparaciones correspondientes asegurarse el mejor tiempo por 1.2s con respecto a su compañero Ott Tänak.

Con astucia, el francés nueve veces campeón de la categoría se convirtió hoy en el piloto de mayor edad (46 años) en ser líder general de un evento mundial, surcando los caminos curvilíneos y pedregosos de esta carrera con soltura. Fueron 25 kilómetros de 221, pero es un muy buen comienzo para el hombre de Hyundai Motorsport.

Neuville lo secundó de cerca a 1.2s una vez más, pero la diferencia de apenas una décima que éste le lleva al tercero, Sébastien Ogier (Toyota Yaris) sí que es apretada.

Menos de cinco segundos separaron a quienes ocupan los seis primeros puestos después de una frenética jornada de apertura de esta quinta prueba de la temporada en las inmediaciones de Marmaris.

Loeb no había conducido por estos tramos antes (ganó Turquía tres veces, pero en otro itinerario) y está en su segunda aparición sobre el i20 desde enero en Montecarlo. Fue segundo en ambas especiales, pero primero en el tiempo acumulado. Sus dos perseguidores fueron los más veloces en las PE1 y 2.

A espaldas de Ogier se ubican los otros dos Toyota, con Elfyn Evans en cuarta posición y Kalle Rovanperä en quinta. Teemu Suninen es sexto con el mejor Ford Fiesta, a 4,2 segundos del líder. En un inicio precavido, Tänak figura séptimo, dejando luego a los restantes autos de M-Sport, conducidos por Esapekka Lappi y Gus Greensmith, y al Hyundai World Rally Car de Pierre-Louis Loubet, otra vez capaz de meterse entre los diez pilotos más efectivos a pesar de su escasa experiencia con estos coches.

Los representantes de nuestro país se mantienen expectantes y bien ubicados en la clase WRC 3. Emilio Fernández dio vuelta a la página de su repentino abandono en Estonia y ahora marcha tercero junto a Rubén García sobre un Škoda Fabia Evo del equipo Toksport-WRT.

Heller, en tanto, vuelve al ruedo después de más de seis meses, ya que no corría desde México en marzo. Ahora acompañado por el español Marc Martí en un Ford Fiesta Mk.2 de M-Sport, Alberto se sitúa cuarto.

El boliviano Marco Bulacia (Citroën C3 R5) encabeza las acciones y deja al Fabia de Kajetan Kajetanowicz a 12.4s, a Fernández a 42.6s y a Heller a 49.7s. El estadounidense Sean Johnston sufrió un accidente sin consecuencias, pero que causó el incendio de su C3, situación que obligó a los organizadores a neutralizar la PE2 y otorgar tiempos a los participantes que no alcanzaron a terminarla, entre los cuales estaba Alberto Heller.

Hay pocos anotados en la división WRC 2, donde Adrien Fourmaux se anotó los dos compromisos del día con Ford, postergando a los Škoda de los compañeros de escuadra en Toksport, Eyvind Brynildsen y Pontus Tidemand, retrasado por un pinchazo en la rueda trasera izquierda.

La de mañana (sábado) es la etapa más larga del fin de semana. Va al oeste del epicentro a través de 107,38 km en tres duros caminos costeros repetidos entre la mañana y la tarde. La asistencia en Asparan ofrece a todos un respiro. Los competidores largarán en orden inverso, dando una ventaja a los líderes, que asi pueden esperar pistas más limpias.