0

Los resultados del Rally de Turquía volvieron a cambiar repentinamente esta mañana en el penúltimo tramo de la competencia, el undécimo, con un número importante de pilotos que peleaba por la punta perdiendo tiempo uno tras otros a causa d ellos pinchazos que son distintivos de esta prueba del Campeonato del Mundo en las montañas próximas a Marmaris.

Elfyn Evans y Scott Martin arrancaron el día desde la cuarta posición, pero avanzaron súbitamente al tope del clasificador mientras sus principales adversarios sufrían infortunios varios. Los integrantes del equipo Toyota Gazoo Racing no solamente consiguieron su segundo triunfo de esta temporada, que se agrega al de Suecia en febrero, sino que también pasaron a ser otra vez líderes del torneo por 18 puntos.

Completaron el podio general los Hyundai i20 Coupé Thierry Neuville y Sèbastien Loeb, mientras que Sébastien Ogier fue uno de los más perjudicados por las condiciones del terreno, deteniéndose su Yaris al costado del camino en la PE 11 de 12 con humo debajo del capot, producto de un recalentamiento en otra jornada de alta temperatura ambiente. Todos le temían a ese parcial de 38,15 kilómetros, Çetibeli, por sus dificultades y por ser el más largo del rally.

Evans comentó: “Creo que para todos Turquía ha confirmado su dureza. Para mí, fue importante se prolijo y mantener el coche en medio de la ruta, buscando en la medida de lo posible no castigar tanto los neumáticos Aunque eso nos recompensó, soy muy consciente de que fuimos afortunados en comparación al resto. Heredar puestos no es lo que más me gusta, pero es parte de la naturaleza de esta fecha”.

Hasta ayer primero, Neuville, terminó segundo incluso del pinchazo que le hizo pereder 1m45s cerca de la meta, en una situación idéntica a la de Loeb, quien en el mismo sitio se demoró 1m20s. El belga se adjudicó siete pruebas especiales y fue dos veces puntero absoluto.

Para no ser la excepción, Ogier también rompió una goma, pero fue en la segunda pasada por esa zona que aminoró la marcha cuando vio que salía humo del motor del Toyota. Su joven compañero Kalle Rovanperä acabó cuarto en otra meritoria tarea.

Gus Greensmith fue el mejor entre los Ford Fiesta WRC, superando a Esapekka Lappi, perjudicado por la rotura de un amortiguador roto y por otra de las tantas gomas desinfladas. Teemu Suninen y Pierre-Louis Loubet fueron otros de los retiros vistos en Çetibeli, el finés al dañar la suspensión de su Ford y el francés por problemas en el impulsor del Hyundai.

Kajetan Kajetanowicz culminó séptimo, imponiéndose en la clase WRC 3, en tanto que el sueco Pontus Tidemand llevó a su Škoda Fabia a la octava plaza, anteponiéndose al Fiesta de Adrien Fourmaux y al Citroën C3 de Marco Bulacia.

En la división donde participaron dos chilenos, el polaco tuvo la inteligencia de regular su ritmo hasta que llegó al final aventajando con su Fabia al boliviano por 2m10.9s. El sudamericano dio batalla, se anotó cinco tramos a su favor, no se resignó al pinchazo de la fustigante PE11 y ahora vuelve a encabezar el certamen a falta de dos citas. Bulacia dijo: “Lo mejor de todos esto es poder ser de nuevo líderes del campeonato WRC 3. Estábamos alcanzando a Kajetanowicz cuando una piedra nos jugó una mala pasada. En Cerdeña, haré lo posible por asegurarme el título”.

El local Yağiz Avci llegó tercero con otro C3 en su regreso al automovilismo después de dos años sin correr. Alberto Heller y Emilio Fernández atravesaron suerte dispar. El piloto del Ford Fiesta atendido por M-Sport alcanzó el cuarto lugar en su vuelta a los rallies después de seis meses, adelantando una colocación con respecto a la segunda etapa y siendo navegado por primera vez por el español Marc Martí. Fernández y Rubén García venían haciendo muy bien las cosas y eran firmes candidato a subir al podio después de ubicarse terceros hasta ayer. Hoy, en cambio, el volante del Škoda Fabia Evo de Toksport-WRT empezó la jornada con un retraso en la primera especial, la octava, que lo relegó a séptimo entre los nueve sobrevivientes de esa clase al romperse una llanta, dañar el sistema de frenos y tener que parar a cambiar la rueda.

Del 8 al 11 de octubre, la categoría participará en Cerdeña (Italia) para la que será la sexta fecha del calendario.