0

benjaminisrael2

El miembro del clan Israel asumió como una gran sorpresa el triunfo en la N3 Light y el podio en la N3. Además, le dedicó la victoria a su hermano Jeremías, accidentado en Abu Dhabi.[divider][/divider]

“Pensaba terminar dentro de los tres primeros”, reconoce de entrada Benjamín Israel. Antes de la fecha de Coyhaique, el piloto del equipo Honda Pro-Circuit no tenía pensado pelear la punta en el arranque del RallyMobil en la Patagonia. Primera carrera a bordo de su nuevo Honda Civic Coupe y sólo tres carreras antes era su previa, la que dejó atrás con su doble logro en Aysén.

“Benja” no sólo capturó con solidez la N3 Light, sino que además se dio el gusto de meterse entre los tres primeros de la N3, superando a su hermano Vicente: “Él tuvo algunos problemas en su auto… pero igual le gané”, dice el piloto, que además se quedó con todos los puntos posibles en disputa, 29 de 29.

“Es una gran sorpresa, no creía que podía ganar porque habíamos probado poco el auto. Pero cuando me di cuenta desde la primera especial que iba ganando, aumentando el tiempo y a buen ritmo, pensamos con mi navegante Emiliano Rovasio en que podíamos ganar”, cuenta Israel, quien solidificó en el sábado su ventaja, clave para superar a sus competidores.

A juicio del “Benja”, las claves del triunfo fueron dos. “El año pasado corrí en un Mitsubishi Lancer, un auto con más potencia y eso me ayudó para manejar el Civic, más dócil y maniobrable. Eso y la hoja de ruta, que la confeccionamos con Emiliano de muy buena forma”, analiza Israel, quien reconoce que se sorprendió más con el podio de la N3: “Ahí están los grandes”.

Así, Benjamín dedica su primera victoria del RallyMobil a su familia y a una persona en especial: “Esto va para Jeremías, que se recupere pronto”. Para Osorno, las expectativas siguen siendo las mismas. “Iré con calma y sé que ahí la ventaja la tiene Facundo Opawsky por ser local. Tenemos que repetir lo mismo para buscar otro triunfo”, concluye el piloto.