0

La semana pasada, Kalle Rovanperä cumplió 20 años, no sin antes a los 19 haber conseguido ser parte de un equipo oficial de uno de los fabricantes más grandes del planeta, un podio general en su segundo evento con Toyota y dos tramos Power Stage ganados en lo que va de 2020.

Al hijo de Harri le quedan dos años y 312 días si pretende convertirse en el vencedor más joven de la historia, cosa que logró el también finlandés Jari-Matti Latvala al imponerse en Suecia en 2008 con 22 años y 313 días. En cuanto a la obtención del título, sigue siendo Colin McRae quien se lo adjudicó más tempranamente, cuando tenía 27 años.

Cuando Kalle nació, Sébastien Loeb terminó noveno en el Tour de Córcega con un Toyota Corolla WRC en el que fue su debut con un auto de clase mayor. En poco tiempo, Rovanperä pudo ser el mejor de la categoría WRC 2 en apenas su segunda aparición mundial, aún adolescente, en Australia 2017 con un Ford Fiesta, antes de dominar la escena de la clase WRC 2 Pro el año pasado, llevándose los laureles y haciendo realidad el sueño de tantos jóvenes como él……pero de los que hay tan pocos.