0

Con el nuevo objetivo de la R3, el piloto del Movistar Honda Racing buscará el anhelado y esquivo título del RallyMobil en el Honda Civic Type R.

En Italia está Ruy Barbosa, viendo, supervisando y adquiriendo toda la información y los detalles de su nuevo auto, el Honda Civic Type R (modelo similar al de la foto) con el que peleará este año en la categoría R3. Un desafío que lo toma con la felicidad de haber dado el paso a la nueva serie. “Ha sido un duro trabajo de todos y una decisión nada de fácil. Por eso es tan importante valorar lo jugado que ha sido Carlos Muñoz y nuestros auspiciadores al ayudarnos a dar este paso”, comenta Barbosa desde el Viejo Continente.

La llegada a la R3 refuerza el nexo con el equipo, algo que había quedado con un manto de duda, pero que el propio piloto aclara: “Siempre he dicho que mi equipo es el mejor y que con ellos quería dar el siguiente paso, fuera a la R3 o a la N4. Estaba decidido a dejar el rally si no me subía a un auto más rápido y no porque mire a menos a la N3, lo mejor que se ha inventado hasta el minuto, sino porque me moría de envidia de no poder competir en esta categoría”, afirma Ruy.

Y para competir en la R3, el apoyo de los auspiciadores fue clave, tal como lo recalca el piloto. “Movistar se la está jugando a fondo para entregarnos gran parte del presupuesto que necesitamos. Con Honda también tuvimos una buena respuesta, lo mismo que La Tercera y Mobil”. Con este soporte, la expectativa para esta campaña es alta: “Ganar. Aunque sé que tendremos que ir con calma hasta conocer la máquina. Y hablo en plural porque esto no lo hago solo y Sebastián Vera es demasiado importante”. ¿Y a nivel personal? “Deportivamente será uno de los retos más importantes de mi carrera y espero ser campeón de Chile de una vez por todas”.

Aunque no ha podido probar el auto en la pista (“podría haberlo hecho pero habría demorado el envío del auto a Chile”), el viaje a las instalaciones de JAS Motorsport ha sido muy satisfectoria para Barbosa. “Poder sentir lo que se vive dentro de esa compañía ya fue casi como sueño. La recepción de ellos fue espectacular, con una buena onda increíble. Que te hagan sentir como un piloto de ellos cuando están en el top del automovilismo mundial es para no creérsela”, dice el ex endurista.