0

Con la victoria en Valparaíso, el sanjuanino aseguró el título en la R3 Lite. Su primera temporada en el Campeonato RallyMobil tuvo altos y bajos, pero finalmente todo fue alegrías y emociones para el binomio que conforma con Juan Pablo Carrera. Aquí, el repaso de una gran campaña:

El año 2008 fue la última vez que un piloto extranjero se coronaba campeón en el RallyMobil. En aquella ocasión fue el peruano Ramón Ferreyros -navegado por José María Rodríguez- quien se tituló a bordo de un Hyundai Coupé. Debieron pasar nueve temporadas para que Santiago Gambetta volviera a sacar la cara por los participantes foráneos. El volante argentino que debutó en la segunda fecha, demostró su calidad conductiva desde los triunfos en Concepción y Los Ángeles, aunque luego debió sufrir en las visitas a Frutillar y Rancagua, donde fue perseguido por la mala fortuna. Cuando las cosas se complicaban para él y Juan Pablo Carrera, la dupla volvió a hilar una actuación sobresaliente, incluso entreverado en tiempos de punta de R3. Gambetta y Carrera ahora celebran una merecida corona y ya piensan en el futuro.

Debut soñado

A mediados de abril, Santiago Gambetta anunciaba su ingreso al Campeonato RallyMobil. El argentino que venía de ser campeón en el Rally de San Juan y en la categoría A del Rally de San Luis, quería sumar una nueva experiencia a su curriculum. En Concepción, bajo la lluvia y la escasa visibilidad, Gambetta debutaba a bordo del Renault Clio aspirado del equipo Motorola. Pese a la dificultad del clima en la capital del sur, el binomio completó la carrera ubicándose octavo en la clasificación general y llevándose 29 puntos en la R3 Lite.

gambetta-conce-rmobil-dhimages-0298

En Los Ángeles, tercera parada en el calendario, la tripulación argentina volvió a los abrazos. Esta vez sumaba 25 puntos, superando a los tres binomios de la subserie: la dupla de Sebastián Silva y Matías Leiva y el de los pilotos debutantes, Samir Assaf (navegado por Eugenio Carvallo) y Kurt Zoeger, acompañado de Alfredo Neuhaus. Tras la prueba, Juan Pablo Carrera recibía el reconomiento de RallyMobil.cl como Navegante de la Fecha.

Las complicaciones

En Frutillar la pareja trasandina vivió su primer traspié. Antes de salir al segundo rulo del sábado, el estanque de combustible del Renault Clio se rajó durante el repostaje. Así, Gambetta debió abandonar la competencia sin sumar una sola unidad.

Luis_Barraphoto-3747

Para Vicuña -una fecha que el piloto esperaba con ansias por la cercanía con San Juan- la suerte del binomio no mejoró. Esa vez fueron problemas con la caja de cambios y una bandeja del Renault, los que complicaron al sanjuanino. La dupla se retiró del norte con 10 puntos ganados el domingo, pero veía como Manuel Brito se acercaba peligrosamente en el ranking.

Un nuevo auto para la confianza

Para Rancagua, la pareja dio el salto del Renault Clio a un Citroën DS3. Pese a mostrar un gran andar en la etapa sabatina, colándose en tiempos de R3 general, todo terminó abruptamente en la penúltima especial del domingo, cuando un error acabó con el auto volcado a la orilla del camino. El tropiezo fue duro de digerir para Gambetta, quien vivió su propio “Desastre de Rancagua” y dejaba en suspenso su participación en la séptima fecha. El costo de la reparación hipotecaba sus opciones de defender el liderato.

Luis_Barraphoto-3533

A dos semanas del Gran Premio de Valparaíso, salió humo blanco: Gambetta y Carrera vendrían a buscar el título y, ahora, prometían que nada se interpondría en el objetivo. “Vamos a ir por la corona”, aseguraba Gambetta quien subrayaba que no arriesgaría más de la cuenta.

En Valparaíso, el Citroën DS3 de Motorola volvió a tener una gran primera etapa. La tripulación del auto 37 terminó la primera jornada liderando la R3 Lite y en cuarta posición de la general. Con los 10 puntos del sábado, más el abandono de Manuel Brito, Santiago Gambetta y Juan Pablo Carrera alcanzaron una diferencia ya irremontable en la clasificación.

Luis_Barraphoto-0417

El domingo, el binomio solo debió terminar el Gran Premio para subir al podio como vencedor y celebrar su merecida primera corona en el RallyMobil. Ahora, Gambetta deberá aclarar su futuro y decidir si continúa en Chile o salta a Europa, como comentó hace algunos días.

Sea como sea, Gambetta y Carrera ya inscribieron sus nombres entre los monarcas del campeonato motor más importante del país. ¡Felicidades a Santiago y Juan Pablo y a todos quienes conforman el team Motorola!