0

Santiago García es el navegante de la cuarta fecha del Campeonato RallyMobil gracias a un trabajo que fue de menos a más en la labor de llevar a Alejandro Cancio a los primeros puestos en buena parte de la carrera. Un abandono dejó fuera de toda posibilidad al binomio del equipo Conveyor Belt, sin embargo, hasta el incidente fue clave la lectura de ruta por parte de García.

El binomio argentino que compite en la categoría R5 tiene buenas posibilidades de lograr un podio en la temporada 2018 si las cosas se siguen dando de buena manera en la ruta, con esto nos referimos al buen trabajo que han realizado ambos en cada carrera, sobre todo considerando que su participación comenzó en la segunda fecha (Los Ángeles), entregando una ventaja considerable al resto de las duplas de su serie.

Para esta fecha se esperaba un buen desempeño del auto número 9, principalmente por el tipo de terreno que se asimila mucho más los caminos que habitualmente corre Cancio en el campeonato argentino. En Vicuña fue fundamental la habilidad del piloto, pero la correcta orientación del navegante fue clave, por esto es que Santiago García aparece en nuestra lista de destacados. Desde la Prueba Especial Nocturna (Vicuña – Mamalluca 5,57 kms) lograron estar en puestos de podio, en el tercer lugar específicamente, para comenzar el sábado alternando entre el cuarto y quinto lugar en los siguientes tres tramos.

Pero el panorama mejoró notablemente en la quinta Prueba Especial (Mamalluca – Vicuña 10 kms) al lograr el tercer puesto, para luego adjudicarse el primer puesto en los tramos seis y siete, El Arrayán – El Guairabo (19,22 kms) y El Guairabo – El Arrayán (19,24 kms) respectivamente.

De resultados ni hablar, un abandono en el tramo número ocho los dejó fuera de competencia tras una falla en una de las bandejas traseras del Sköda Fabia R5 pudiendo llegar apenas a la llegada de dicha prueba. De todas maneras, la labor de Santiago García fue clave para acercarse a Alberto Heller e incluso superarlo en dos tramos.

¡Felicitaciones Santiago García!