0

El Rally de Estonia tiene serias intenciones de convertirse en uno de los primeros eventos internacionales de su tipo en reiniciar las actividades tras el brote pandémico global de COVID-19.

De mantener sus planes originales, la carrera con epicentro en Otepää debería disputarse los días 25 y 25 de Julio en tramos de ripio, con la fiscalización de la Unión Estonia del Deporte Motor y el apoyo del as local Ott Tänak, actual campeón del mundo de la especialidad, quien podría ser incluso de la partida.

Por supuesto que uno de los cometidos principales de los organizadores será establecer pautas más que especiales en cuanto a los cuidados sanitarios, con procedimientos que probablemente luego se aplican a otros rallies. La cantidad de público, por ejemplo, sería limitada.

Desde que se bajó de su Hyundai i20 World Rally Car en México el apsado mes de marzo, Tänak recién volvió al volante días atrás cuando probó duantes dos jornadas un i20 R5, que según los rumores podría ser la máquina que tripularía en la prueba de su país, atendido por su propio equipo nacional, llamado RedGrey.

Versiones indican que una segunda fecha tentativa para el Rally de Estonia iría del 7 al 8 de agosto.